EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


Turbante a la deriva, Carmen de Leon



TURBANTE A LA DERIVA


La faja suelta de un turbante
golpea sin piedad la sangre en al arena.
Una mano morena
empuña su dragón de fuego
sobre el pecho.
Pequeña paloma,
perdió las alas en su último vuelo.
No llegó al olivo.
Bajo un cielo empañado
por humo y duelo,
los ojos almendrados se abren al asombro.
Dejan escapar en huellas de agua
promesas de olvidados paraísos.
Los sueños se herrumbraron
en jirones de guerra.
Sucia se ve la vida en el charco.
La muerte desparramó las sobras
que tú sacudes a diario
del mantel,
al fin del noticiero.


Carmen de Leon
De Mirada de Mujer 2012

A Rafael Horacio López, Gerardo Molina



A Rafael Horacio López
In memoriam

Cada niño debería nacer con un árbol en el patio de su casa. R.H.L.

Las auras, desoladas, vagan por los caminos
Dicen que al “Rafa” buscan, tal vez alucinado
En sus ensoñaciones de maestro lirida
-como Dante en la Selva- extraviara su paso.

Blasón, espejo y gloria de la provincianía
-de urbes bulliciosas y paisajes seráficos-.
No hubo rancho humilde adonde no llegara,
Con su docencia clara y el calor de su abrazo.

Yo sé que –aventurero- por misteriosos trillos,
En busca de su infancia se fue hasta el Pueblo Viejo
Y, desde allí con Tronco, el morenito amigo
A comer quiscaludos en la hondura del cerro.

Poblaron de nostalgias los sitios y las horas
De regreso, al poniente sus poemas dijeron
con aromas de churquis, bajo las algarrobas,
poseídos del mágico ritual de sus ancestros.

Y en lo alto de la noche ideó otra travesura
Descubrir el secreto de las constelaciones
Y se fue tras su estrella –escintilante y única-
Porque nos preguntáramos ¿dónde estás, “Rafa”, dónde?

Junto a Lita, cada año, con su copla y su vino
Nos espera y es fuerza retrucarle la copla:
Los poetas no mueren simulan la partida
Se quedan en sus versos, en la luz, en la honda

Espesura del monte, en llanos soledosos,
En quiméricas sendas y el alma de su pueblo.
Y no es raro encontrarlo con su rueda de amigos,
o en un patio con niños, compartiendo sus juegos.

El “Rafa” no se ha ido ¿cómo no comprendimos?
Sabiendo de su genio juguetón y travieso.
Estos vientos de octubre lo vuelven para siempre
A su lar transerrrano de amistad y de versos.

Gerardo Molina

Infancia en el Rio de los Sauces, Lucía Nelly Vergara



nfancia en el Rio de los Sauces

Me descalzo
por la vieja bajada.
Mi alma
como un canto rodado
da vuelcos
hasta encontrar
tu orilla mansa.
El añejo cauce
conversa con la arena.
Se escucha el murmullo
cuando tropieza con alguna piedra.
Los anfitriones de siempre,
eternos bebedores,
reverentes se hamacan.
De entre sus ramas
se escapan
los resabios de la infancia.
Sentada en un trono
de flexibles ramas,
se columpia
como una princesa
con una bella
corona fresca.
Se zambulle en tus aguas
que exhalan verdes aromas
y se va lejos,
por ese mar imaginario
donde las mojarritas
son sirenas de plata,
que se escabullen
entre sus pequeñas manos
y hacen cosquillas
en los pies cándidos.

La magia de la siesta
se ha quedado quieta.
Ha callado a sus duendes
que duermen
sobre las alas de pan
de algún ángel.
Nadie se atreve
a inquietarlo.
Solo a veces
suelta migajas
que nos regala la vida
para que nos alimenten. –

Lucia Nelly Vergara

Sobre las hojas, Cristina Duje



Sobre las hojas
un viento enrojecido
quiebra
la tierra
hasta
el latido
del mundo.

Cristina Duje

Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento. Más de medio siglo en poesía

A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas

José María "Chema" Forte, Madrid, España

José María "Chema" Forte, Madrid, España
Con las antologías del Encuentro Internacional de Poetas Nº 47 Y 48 y con el Libro Presagios de Gabriela Bayarri