EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


sábado, 31 de mayo de 2008

La Fuente, Mónica Lucía López

La Fuente

Ombligo ancestral del pueblo
Cíclope testigo de encuentros
Agüita roja
                     Azul
                              Violeta.
Descabelladas estallan
Vociferan empapadas.

-¡Ay de mi si me rozan.!

Un deseo tres deseos,

-¡Ay de mi si se cumplen!


Mónica Lucía López
Río Grande – Tierra del Fuego Argentina


viernes, 30 de mayo de 2008

Poema, Rosa Arias

Poema

Voy a tus manos
hecha ovillo de espera
y sabias y artesanas
modelarán mi torso

                 mi madera
                 mi astilla.

Cuando salga la luna
y las mareas suban
                      seré
mascaron de proa,
refugio de trinchera,
                       cauce y río
                       en que

                       me invento
                       y

                      amanezco.

Rosa Arias





Fotografías del café literario del Jueves 29 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar), “Capital de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Literatura Mexicana y coordino la velada David Ibañez.
Hacer doble Clic sobre las Fotografías para agrandar.


Aguada, Mónica Fornés


Fotografías del café literario del Jueves 29 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Literatura Mexicana y coordino la velada David Ibañez.


Fotografías del café literario del Jueves 29 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Literatura Mexicana y coordino la velada David Ibañez.



Aguada

Hay un mordisco
de luna y deseo;
vigilias
en la profundidad
de la artesa.

En el ocaso
bosteza la fontana
su ritual:

                invocación del agua.

Tus besos
De acuarela y polen
fecundan el río
                         de peces
y gemidos.


Mónica Fornés




Fotografías del café literario del Jueves 29 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Literatura Mexicana y coordino la velada David Ibañez.

Poema 4, Oscar Guiñazú Álvarez

Poema 4

Tengo las manos prestas
para alcanzar el vuelo
no eres un recuerdo descendido
a la piel de mis horas vesperales.

Eres un canto nítido,
............................flamante,
seleccionado por los ecos.

.............................Eres
un valle de verdor y de alboradas
abierto a mis asombros cardinales.

En el croquis sin forma de mis sueños
he descubierto una balada tenue
y una oda poblada de ofertorios.

Me reconforto en abstracción de ideas
ante un alzarse de palabras nuevas.

Todo parece extraño.
.................................Sin embargo
tengo las manos prestas
para alcanzar el vuelo.


Oscar Guiñazú Álvarez





Fotografías del café literario del Jueves 29 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Literatura Mexicana y coordino la velada David Ibañez.

jueves, 29 de mayo de 2008

Voy andando, Julio Lemoine

Jose Maria Castellano, Julio Lemoine, Esther Zarate de Guiñazú Alvrez, Gloria Guiñazu y Martha Cristina Ramallo

Cambio de Busto de Oscar Guiñazú Alvarez realizado por el escultor Elio Acosta 25/10/2001
Acto homenaje a Oscar Guiñazú Alvarez en el marco del 40º Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez" Plazoleta de Los Poetas, Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. 25 de Octubre de 2001
Conducción Nilda Luisa Barrera y Felipe Angellotti
Palabras del Profesor y Gestor Cultural Felipe Angellotti
Poemas de Oscar Guiñazú Alvarez en la Voz de Rafael Horacio López y Julio Lemoine

Palabras y entrega de presentes del intendente de Famatina, La Rioja, Argentina.


Voy andando, Julio Lemoine


Voy andando el espacio de mi tiempo
sobre la mustia piel de mi planeta
desolada por hombres ambiciosos…
voy buscando mi estado anacoreta

voy andando la instancia de la vida
que fluye de mi ser a borbotones;
no sé bien si es imagen detenida
o el latido de tenues ilusiones.

Voy andando la sombra del silencio,
macerando el vigor de la templanza
tratando de volar al universo
con el canto vital de la esperanza.

Voy llevando el amor en faltriquera,
voy sin prisa y sin pausa…, caminando,
empapado, mi dios, con la alegría
y aferrado a la vida… Voy andando.


Julio Lemoine

miércoles, 28 de mayo de 2008

A un Lustrabotas, Mario Torres



A un Lustrabotas

Su torva cicatriz apura un destino de zapatos
y pienso en su rutina de duende con manos sarmentosas
dando vida a nostalgias de plazas escondidas
y recuerdo su oloroso ritual de betún y brillantina.
Sus ojos a la espera de algún cliente
olfatean la ebriedad de los ansiosos
la inquieta baba de los angustiados
con zapatos extendidos a sus manos golosas de ternura,
en un aire cortado por ángeles de su anhelo.

Mario Torres

Mi casa abierta, Oscar Guiñázú Álvarez

Mi casa abierta

Poeta
Mi casa no tiene verja;
porque no quiero
que detengas tu arribo;
ni siquiera he buscado
la fidelidad de un perro
que ladre miedo.
Poeta
Si llegas de día
mis brazos se harán boas
Si de noche,
tengo siempre un insomnio
y a toda hora
el vino añejo de la hermandad.
Mi casa esta siempre abierta…
Mi casa no tiene verja.


Oscar Guiñazú Álvarez

martes, 27 de mayo de 2008

Ocaso, Guillermo Torres

Tarde invernal…

El crepúsculo,
su rojo de agonía,
tiñe el cielo color sangre.

El frío,
sus agujas,
atormentan a la tierra y a la vida.

El viento,
su gemido,
pone angustias en el solo, triste ocaso.

Los recuerdos se hacen carne
en el mundo desolado del invierno.

En las sombras de la noche que se inicia:
el crepúsculo, su rojo.
El frío, sus agujas,
el viento, su gemido,
los recuerdos
y tu ausencia.


Guillermo Torres



lunes, 26 de mayo de 2008

Sobre todo, Miguel Ortíz

Sobre todo
Tu mirada me puede los sentidos,
tu mirada sobre el vulgo,
sobre el viento gris,
sobre la lluvia
        que te adora cuando pasas,

                               cuando pesas,
                               cuando pisas,
                               cuando posas,
tus pasos
                          en su piel
que no es la mía,
                          cuando posas,
tus ojos que hacen día
en esta niebla amarga de elegía.
Tu mirada me puede
sobre todo.


Miguel Ángel Ortíz

LLanto, Beatriz Tombeur



Llanto

Loca, desata el nudo de los sueños
la lluvia descolgada con pasión;
rompe la tierra y va atizando leños
del aterido y seco corazón.

Fina y leve serena su camino.
Saben a sal los ríos que dibuja
y en las mejillas impiadosas estruja
la marea sin luz de mi destino.

Sigue su curso, en la garganta prieta
cava cavernas de dolor pobladas.
Tajea el alma sin espadas,
rota, sin sol y de aguas quietas.
Beatriz Tombeur

domingo, 25 de mayo de 2008

Rapsodia en Blue, Osvaldo Guevara




Rapsodia en Blue


Un negro sopla una trompeta larga
como las tiras de su piel.
sopla y sopla una trompeta roja
como el algodón del sur
que se tiznó en su sangre
y se empapó en su noche, para siempre.
Un negro sopla una trompeta blanca
como la hoguera de su risa.
Sopla y caen medallas.
Sopla y antiguos látigos se pudren.
Sopla
y una primavera furiosamente dulce
reparte flores negras sedientas como su boca
entre hombres de color, entre hombres de dolor,
entre niños de corazón descalzo,
entre oscuras mujeres de vientres luminosos.
La música del negro es más clara que el llanto.
Tiene fiebre de selva, amanecer de selva.
Tiene pisadas de ciudad,
maullidos de ciudad,
y ojos y uñas y besos de ciudad.
Tiene un amor tan húmedo y feroz
que la agazapada sonrisa del blanco retorna a su cubil
agazapada.



Osvaldo Guevara

A Miles, José Luis Colombini

                                                A Miles

Sóplale el culo al mundo
desde tu trompeta.
Arráncale una lágrima
al corazón de una rubia.
Muévele los pies
a los Ghettos del Bronx.
Robále un beso
a la mesera de caderas musicales.
Y sacudí las nubes
con tu delicada serenidad,
para que el coro de ángeles
dance al ritmo de tú música.


José Luis Colombini


Camino en soledad, Isabel Nieto Grando

Cruza una luz fugaz.
Deja en tinieblas
tu corazón y el mío.
Me aferro aterida
a tu costado
buscando los latidos.
Pasa una luz azul
roza mi frente,
deja temblando
mi corazón vencido.
Aromas de tu piel
guardan mis manos
camino en soleada

                          y tengo frío.

Isabel Nieto Grando

sábado, 24 de mayo de 2008

Canto, Teresa Gómez Atala

Este canto
me viene
de siembras ancestrales
de sangre vertida
sobre el surco
de profundos
enigmas estelares.

Canto que duele
y huele a ausencia
cuando claudica
la tarde
y se eleva
(pájaro de alas secretas)
hacia el árbol del alba.

Cuántos olvidos
apreté en mis brazos.
Cuántas ausencias
lavadas con silencios.

Pero el canto
empecinado retoña.
Y tú vuelves
(navegante secreto
de mi sangre)
desde el tiempo
............................de las mariposas.


Teresa Gómez Atala.



El hogar, Sofía Durán

Había un rumor de voces
alojadas en la casa materna.
En las sogas colgaban las sábanas blancas
con puntillas tejidas por la abuela.
Las acacias, centenarias, desde lo alto
cobijan la vida, que reía con los hijos.
El pueblo, recostado entre médanos calientes
transpiraba entre postes y alambradas.
La vida transcurría, adormecida,
entre dos grandes guerras
nosotros crecimos y volamos.
Nuestra madre partió una Primavera.
Fue un desfile de crespones y azucenas.
Me desbordaron los recuerdos. He vuelto.
La casa ya no existe. Tampoco las acacias.
Una voz murmuró: “es el progreso”.


Sofía Durán

La Casa, Nené Funes

Claridad de cal,
frescura del silencio
en donde habito.
....................Y tu música,
llenando los espacios
como un agua.


Nené Funes

Quisiera ser dichosa esta mañana, Rosa Arias

Quisiera ser dichosa esta mañana
quitarme esta camisa raída de tristeza
inexplicable, ya lo sé,
pero qué se hace para instalar
un sol en mi ventana
si hay tanta vida
que se muere de espanto,
tanta inocencia perdiéndose en la calle,
tanto dolor esdrújulo en la tierra,

                                        en el aire,
                                        en la cartera.
Hoy quisiera ser feliz sin recovecos,
sin óxidos bostezar despreocupada,
recuperar mi risa y mi sonrisa,
                                         y sacudir mis células
                   desde el occipital hasta el tobillo,
sólo por ver si regresa
la costumbre y el gesto
                          de enhebrar las palabras
para abrirle las puertas al poema;
                           ser feliz hoy quisiera,
en este otoño último del siglo
mientras crece
                           la herrumbre
                           en el castaño.



Rosa Arias

viernes, 23 de mayo de 2008

Cosas que me hacen pensar, Rafael Horacio López

              Pediré perdón por lo que he vivido
y por lo que me queda

Don Segundo y Doña Clara
me enseñaron a soñar
y soñando corrí mundos
mastiqué dolores
y continúo buscando palabras
                   en el vacío
dejado por otros.

Y si nadie me enseñó
             lo que no sé: cómo abriré las puertas
             de lo verde

             del silencio
             de la música
             de la madera
del concierto que cada mañana
abre las ventanas de lo irremediable.


Rafael Horacio López

Una tarde iluminaste, José Luis Colombini

                   
                      



                                          Al Turco


Una tarde iluminaste
con versos a la lluvia.
En que noche te escapaste
que no vimos tus pasos.

Te fuiste
                 relampagueando
con melancolías oxidadas.
Te fuiste
                con el sol, con la luna,
                con el tiempo y los espejos.
Te fuiste
                con los meses, con las musas,
con la piel y la primavera en tus manos.



José Luis Colombini
Dedicado Al Turco Jorge Najle y a la doble orfandad que sentí el día de su partida.



 Rafael Horacio López, Laura Ligorria y Osvaldo Guevara

Fotografías del café literario del Jueves 22 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Tarde y cordino la Profesora Laura Ligorria.
Jose Luis Colombini

¿Dónde?, Mario Torres





¿Dónde?

Dónde estás, tristeza
quiere susurrarme el viento
anclajes de esa música
silencio, silencio.

Silencio enamorado en que el tiempo
gris en doradas espigas se ha quebrado.


Mario Torres



Fotografías del café literario del Jueves 22 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Tarde y cordino la Profesora Laura Ligorria.





Los duendes del sol, Olga Mirta Gómez

El sol de enero retumba,
retumba quemante el sol;
no salgas, niño a la siesta
que andan los duendes del sol.

Patita sola en la siesta
retumbo de tu talón;
si sales al patio, niño,
te quemas como un carbón.

Duerme la siesta mi niño;
agüita fresca te doy
para mojar tu boquita
sedienta de tanto sol.

El sol de enero retumba,
retumba quemante el sol;
arde la siesta de enero,
salen los duendes del sol.


Olga Mirta Gómez



 Fotografías del café literario del Jueves 22 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Tarde y cordino la Profesora Laura Ligorria.

Amor en otoño, Beatríz Tombeur


 Fotografías del café literario del Jueves 22 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Tarde y cordino la Profesora Laura Ligorria.


Amor en otoño, Beatríz Tombeur

Era el otoño bebido
gota a gota.
Habitaba el silencio
el alma rota.
Presa en la noche,
algo de locura...
despeinaba mis horas, sola.

Y en un súbito encuentro
tibio, luminoso,
el fuego antes apagado
quemó mis manos, con
brasas escondidas.
Temblores olvidados, compartidos
y el incendio, comunión sigilosa
fue noche de luz y amanecida.
Beatriz Tombeur





 Fotografías del café literario del Jueves 22 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué La Tarde y cordino la Profesora Laura Ligorria.


jueves, 22 de mayo de 2008

Y yo la tarde, José Luis Colombini

El gris elocuente inunda el paisaje,
en donde giran dos aves
que buscan cobijo.
Me miro entre las hojas
disfrazado de eternidad
cuando la tarde bosteza
y el rocío afronta el retorno.

Me busco en el tarareo
de los grillos
que fastidian el aire.

Me lloro
sobre el recuerdo
de aquella mujer que perdí
en una calurosa tarde
de finales de Primavera,
mientras frías e indiferentes
cabalgan las horas
sacándome tiras de piel del corazón,
al que dejan desnudo de secretos.



José Luis Colombini





La helada, Julio Lemoine

Estoy podando las ramas resecas
que sobre el espíritu
quemaron las heladas
para dejar paso a los brotes nuevos
productos de la savia
que el frío no dañará.

Y el árbol añoso formará copa
tal vez no tan frondosa
tal vez no tan umbría
y otra será la vida silenciosa
con fuertes cicatrices
testigos de la herida.

Estoy podando angustias
a orillas de la vida.

Julio Lemoine




Poema, Jorge Najle, de El fuego todavía, Ediciones Tierradentro 1985


Ayer nomás fue otoño,
y en Achala,
una invasión oscura de zorzales
se adhirió al camino
entre las piedras;
y sus silbos, sirenas de la tarde,
anunciaban la premura de la muerte.

Continuamos aún por la quebradas
de la montaña azul
y el propio canto,
prisionero tenaz de nuestra sombra,
nos guiaba en vértigos de polvo
hacia el abismo azul, en donde mueren
los pájaros que cantan.

Encontramos los cerros de cadáveres,
de plumas que eran alas,
de picos que eran canto,
de ojos que eran dueños de todas las edades
de los cielos.
Nos hallamos rezando por los muertos con alas.
Pero todo fue inútil.
Había muerto el canto.




Jorge Najle, de El fuego todavía, Ediciones Tierradentro 1985

miércoles, 21 de mayo de 2008

Naufragio, de Mónica Fornés

Un navío de azahares
ha naufragado
en el fondo de mi copa.

También los sueños
se desgranan,
en la arena de tus formas.

La soledad
se aferra desesperadamente
a la memoria:
                        ayer

                        mi pleamar
y tus gaviotas.


Mónica Fornés


martes, 20 de mayo de 2008

El padre ciego, Miguel Angel Ortíz



El Padre ciego

Con las manos en el sol
te junto flores,
besos de campo que te muestren,
hijo,
de que lado de Dios se mueve el mundo
para los ojos de tu padre esquivo.
Flores de sol entre la hierba junto,
junto a la ruta
en la que va la vida.
Y sudando las llevo ante tus ojos
para que veas como mueren
                                   en un día.
O cómo viven nuevas
en tu risa.

Miguel Angel Ortíz

Anochecer, Nené Funes

El poniente
cicatriza su herida
y tiene la montaña
contorno de silencio.

Desde la sombra un pájaro
lanza un canto último
en vano intento de luz.


Nené Funes.


lunes, 19 de mayo de 2008

Memoria, Teresa Gómez Atala

El pensamiento
es la única opción
en la vigilia.

Sin embargo
la memoria
guarda maderas y pájaros
para construir el canto,
convocar la lluvia,
la palabra
y anticipar la luz
cuando cada latido
duele como un adiós.
Teresa Gómez Atala

Sólo sombras, Isabel Nieto Grando de Los ojos de Dios 2004

Pasos en la oscuridad
dejan huellas sobre los escombros.
Lamentos, místicos sollozos
irrumpen en la noche quieta.
Son sólo sombras, pies desnudos
sumergidos en los esteros
sin esperanza, sin un sueño nuevo
que devuelva el ritmo a los latidos.
Me roza el dolor: Son mis hermanos
que agitan las manos confundidas.
Y Dios sostiene sus caídas
y enciende los soles apagados.
Vayamos juntos a buscar el agua.
El amor es silencio en el abrazo.



Isabel Nieto Grando de Los ojos de Dios 2004


domingo, 18 de mayo de 2008

La mañana, de Rafael Horacio López

 Fotografías del café literario del Jueves 15 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué el amanecer.


Fotografías del café literario del Jueves 15 de mayo de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fué el amanecer.






La Mañana


           Al borde de la débil noche
habitado estoy
por la inmensa mañana encandilado
           pero me hundo
inevitablemente
           entre los dedos
diminutos de la arena.

Oh sol
           a tus pestañas veo
sobresalir de la montaña
y sé que en el primer día
           de la memoriosa Historia
te bautizaron: MAÑANA
            al despertar el tiempo
como encendido anciano.

           Al borde de los cantos estoy
quemándome en algo
                        que no eh visto
                                     está mañana!



Rafael Horacio López


A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas