EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


lunes, 30 de junio de 2008

Tordos, Gabriela Bayarri

Tordos

Un cielo esmerilado
sitia esta hora.

El aire
sostiene el canto de los pájaros,
que buscan el sueño.

Una luz frágil
se triza con el canto de los tordos,
racimo de alas negras,
como la noche próxima.


Gabriela Bayarri de Presagios 2008

Atardecer, Gabriela Bayarri


Jose Luis Colombini, Teresa Gómez Atala, Mónica Fornés y  Gabriela Bayarri en Mina Clavero, Traslasierra, Córdoba, Argentina Octubre de 2001

Atardecer

Tus manos
dibujan lirios amarillos
en mi cuerpo.

Y cuando
los zorzales
regresan
desde el horizonte,
tu boca,
desenredándose
de mi boca,
vuelve mas violeta la tarde.


Gabriela Bayarri de su libro Presagios 2008

domingo, 29 de junio de 2008

Nocturno IV, Carlos Gomez Chapanay

Mimbre y retama,
agua enamorada
cubriendo mis heridas.

En la seda de tu cuerpo
se han perdido mis manos.

Cuando te vayas,
la noche florecerá en tus sandalias.
Carlos Gomez Chapanay

IV, Julio Lemoine



IV
Pienso e la edad sin el tiempo y la frontera
del espíritu que habita el ser que tengo.

Vuelo en el hilo de este amor tardío
hecho niño, barrilete, comba y viento,
                              ando el cielo majestuoso de tus ojos
y reposo en el regazo de tu tiempo

es metáfora encendida mi existencia
en el vientre vegetal de la guitarra
donde el fuego espiritual del pensamiento
se hace aroma musical con tu mirada

vibra el eco quebradero de mi grito
en el espacio inicial de esta partida
y se embriaga adormecido entre tus manos
sobre el vino caudaloso de la vida.

-primavera de 2003-

Julio Lemoine

Nocturno III, Carlos Gómez Chapanay

Nocturno III
Eres,
la figuración de la noche
que me mira por tus ojos.
En la penumbra,
Mi tacto te convierte
de carnal alabastro pulido.

Carlos Gómez Chapanay

sábado, 28 de junio de 2008

Paréntesis, Mario Torres


 Fotografías del café literario del Jueves 26 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue LA LIBERTAD y coordino la velada Adrián Salagre ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.



Paréntesis

Heridas que cuajan en ternura inapetente
pozos de sombras breves
y susurros de la sangre
sin máscaras que oculten a la muerte
duermevela.
Ay dolor de la carne anudada al beso
Dulce dolor del día que se esfuma.

Mario Torres


 Fotografías del café literario del Jueves 26 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue LA LIBERTAD y coordino la velada Adrián Salagre ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.
 Rita Leaniz y Juan Vergara
 Lita Cácers Leyendo una reflexión sobre la Libertad

Fotografías del café literario del Jueves 26 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue LA LIBERTAD y coordino la velada Adrián Salagre ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.


Bogos Bogossian y Adrian Salagre

Alas, Mónica Fornés

 Fotografías del café literario del Jueves 26 de JUNIO de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue LA LIBERTAD y coordino la velada Adrián Salagre ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.



Alas

Y me nacieron alas
allí donde tus dedos
signaron mi espalda.
Un gris tirabuzón
se desprende
del cielo;
fecundidad de espasmo
la simiente
en la humedad del surco.

Mónica Fornés


 Fotografías del café literario del Jueves 26 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue LA LIBERTAD y coordino la velada Adrián Salagre ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.





viernes, 27 de junio de 2008

A la Tarde la guardo en mis palabras, Rafael Horacio López



A la Tarde la guardo en mis palabras

Dama con vocación de estrella
La guardo en mis palabras.
Ser distendido con aspiración de hombre:
la tarde nos espera
y nos lleva con un rayo de sol
hacia la noche.
La guardo en mis palabras.
Cabellera de otoño,
piedra besada por el rubor
de la luna.

Atenta mensajera
de sustancias auríferas.
Descanso del otoño
que quiere ser mía
porque me siento siesta.
La guardo en mis palabras.
Comulgo con la media tarde
y cierro mi tintero
cuando los primeros hilos
de la noche
me llaman a retiro:
Pero a la tarde
con vocación de estrella:
la guardo en mis palabras.

Rafael Horacio López


La Mañana en mis manos, Isabel Nieto Grando


La Mañana en mis manos

La mañana en mis manos. Aletean palabras
y la luz se me ofrece con el beso del alba.
Ondulante mi risa en las alas del viento
Acelera mi ritmo en un vuelo de sueños.

La mañana en mis manos, aletean palabras.
Un volcán de ternura desnudándome el alma.
Primavera en las hojas, florece en poesías,
por la ventana abierta beso las golondrinas.

La mañana en mis manos. Es un sueño
encendido.
Se ha dormido el poema refugiado en sus alas
Se conmueven los bronces de ruidosas
campanas.
Me arrodillo. En mis labios aletean palabras.

Isabel Nieto Grando

Esencias, Sofía Durán



Esencia

Solo soy
un punto infinitesimal,
en el espacio cósmico.
Ya está programado
el tiempo que en él permanecerá
mi envoltura material.
En un momento determinado,
aquel que todo lo decide,
dirá: Basta!
Y mi espacio será ocupado
por otro ser,
tan infinitamente pequeño
como yo.
Desapareceré, me desintegraré
en el cosmos,
desprovista de toda identidad.
No seré nada.
De mí, no quedará
ni siquiera
una sustancia residual.

Sofía Durán

jueves, 26 de junio de 2008

Anaranjado, Mónica Fornés


Anaranjado

Un cúmulo de risas
cruje,
           bajo tu inquieto pie.
Como panal de luces
gotean
           los plátanos.
Tiempo de ausencias y rubores.
Sobre la orilla salobre del camino
es un mordisco de humo
tu beso
             en mi costado.

Mónica Fornes

Osvaldo Guevara







La poesía de Osvaldo Guevara
Julio Requena


"...La poesía de Guevara es esencialmente metafórica y vorazmente paisajística. Estas dos cualidades configuran un sistema expresivo con potencia singular. En su obra LA SANGRE EN ARMAS se detecta una voz lírica sacudida por el viento de una búsqueda palpitante de versos afiebrados, anhelantes de los contornos reales más que de las apariencias intangibles. Por eso es una poesía que quiere sentir con todo el cuerpo, más que con toda el alma. Y por eso es una poesía que se abre las venas sobre la realidad para inundarla de sangre sensual de sangre espesa y paradisíaca, de "sangre en armas", según el propio titulo del volumen. Alejándose deliberadamente de las preocupaciones reflexivas y metafísicas de muchas corrientes actuales de la poesía, se declara a sí mismo un primitivo mental. Esto lleva a suponer que, frente a la Invasión de una poesía desnutrida de lenguaje figurado, Guevara no es tanto un poeta nacido a destiempo, cuanto a contratiempo. Leyéndoselo, se verá que implícitamente propugna un retorno a la revitalización de las palabras apreciadas como seres encarnados y no como espectrales signos de la comunicación humana. Quizá en pocos como él reine esa ansia por lo sustancioso y germinal y que para Gabriel D'Annunzio era "la vida múltiple y multiforme, vibrante, sonora y atrayente”. Ansia por un universo de discurso poético donde las palabras no sean meros canjes conceptuales fino concreciones sensuales del imaginar .....

...Rimas generosas, adjetivaciones inusitadas, alejandrinos rítmicamente subyugantes, comparaciones arrancadas de las más insólitas perspectivas, compusieron la reforma modernista. La lírica de Guevara acapara estas condiciones y se complace en querer demostrar que él pudiera ser muy bien un continuador de la esplendidez verbal de aquellas épocas. Por supuesto que sólo emplea esta técnica estilística para informar sus estados de ánimo. En su fondo, en su temática, no desoye los reclamos plurales del hombre, cualquiera sea su procedencia terráquea, su grupo sanguíneo ideológico...

...Los sonetos de Guevara son en algunos casos dignos de antología. Teniendo la maestría de un parnasiano, maneja el contenido con la pasión de un romántico...
Julio Requena


(De un trabajo leído por su autor en una audición -"El libro de la semana"- del Inst. de Lit. Argentina e Iberoamericana de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba; audición presentada por el Departamento de Cultura de Radio Universidad de Córdoba, en julio de 1962).
Julio Requena
Garganta en verde claro - de Osvaldo Guevara

Osvaldo Guevara
“Nací en Río Cuarto, ciudad del sur cordobés. Llevo sobre las espaldas y en el
corazón medio siglo de afanes y obsesiones. Pero soy un ser esperanzado. Creo en la civilización, en la cultura, en el amor al semejante, en el porvenir de la humanidad.
Actualmente me preocupa pensar que razones de salud pudieran mermar mis
esfuerzos para ser útil a los míos y a la gente. Dos trabajos –en la Municipalidad por la mañana y en la íntima Radio Champaquí por la tarde- me permiten sobrellevar los azares económicos. Pero me impiden consagrarme a mi vocación literaria que incluye, además de la poesía, la crítica, el ensayo y el cuento.
Después de los 20 años viví un tiempo en la ciudad de Córdoba, de donde me
traslade a Almafuerte, entonces un modesto pueblito de llanura, a mitad de camino entre Río Cuarto y la Capital Provincial en el que me inicie, en la docencia secundaria, experiencia fecundante. De regreso en mi ciudad natal, dicte castellano y trabaje en diarios, radio y televisión local.
En 1976 me radique en Villa Dolores, en el oeste de Córdoba donde ahora vivo.
Siempre me falta tiempo para leer y para estudiar. Dicho de otra manera: todo
tiempo me parece poco para seguir aprendiendo.
Dictó y coordino talleres literarios en la ciudad de Villa Dolores como el taller de Narradores y el taller de aproximación a la poesía.
Es miembro del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y del Grupo Asueto.
Hasta donde me deja mi salud, soy feliz, mi esposa es mencionada en el titulo de uno de mis libros, Niña Carmen. En él figuran asimismo, poemas inspirados por mi hija
Verónica Maria.


Publicaciones

Oda al sapo y cuatro sonetos (1960), La sangre en armas (1962), Garganta en
verde claro (1964), Los zapatos de asfalto (1967), Niña Carmen (1988), Diario de
invierno (1990), Solo Sonetos (1991), Primera persona (1998), Poemas en verso y prosa (inventario de una obra completa inconclusa) (1998), El soneto ese indeseable deseado (2005), Sin pena en la palabra (2008).


miércoles, 25 de junio de 2008

Estampa, Osvaldo Guevara



Estampa

Rueda, agraria, la tarde,
obre el campo dorado.
Jadea por los surcos
honda como un arado.

La llanura en reposo
huele a distancia y verde.
Una vaca se borra.
Una nube se pierde.

El campesino apaga
la luz de su herramienta.
Pronto arderá su oro
piadoso la polenta.

El vino, como un sol,
parpadea en el vaso.
El pan abre su beata
tibieza de regazo.

Después, dormir. Afuera
el campo alumbra. El tallo
matea jugos. Tasca
tinieblas el caballo.

De nuevo, a la alborada,
sudará el campesino
nada varía. Es suelo
alambrado el destino.

Avanzará hacia el día
con la cabeza tarda.
Duerme ahora. La tierra,
como otra esposa, aguarda.


Osvaldo Guevara, de LA SANGRE EN ARMAS Ed. La Calle, Río Cuarto, 1962.

Dar, Guillermo Torres



Dar
¿Para qué la luz del sol si no se viese…?
¿El trino de las aves, si no se oyese…?
¿El corazón humano, si no se diese?

Dar es el fin de lo bello:
De las aves, el trino; del Sol, el resplandor

Del corazón…,
                           La fuerza que surge del amor…

Guillermo Torres

martes, 24 de junio de 2008

Lágrimas, Isabel Nieto Grando

Lágrimas

Gotean nubes sobre los olivos
cántaros rotos de melancolía.
La noche se confunde con el día
si dentro del pecho, está lloviendo.
Lágrimas de amor, lágrimas frías
cristales que se fugan en la arena.
Lloro de madres, lágrimas serenas
rutilan por la faz envejecida.
Grietas del alma.
El llanto torna como punzante espina
y duele el corazón porque lastima,
la indiferencia ante el dolor humano.

Caen lentas en los cuencos de mis manos
lágrimas del amanecer, lágrimas mías.


Isabel Nieto Grando de Los Ojos de Dios 2004

Anochece, Miguel Ortíz


Anochece

Cuando se vende el sol
por unos pocos besos
la noche pregunta
por su propia ausencia.
Las estrellas caen
sobre los hombres de ella.
La luna sale
sobre los nombres de él.
La noche se detiene,
pies hinchados.
El tiempo fuma
y sigue su cursillo
de asesino serial.
Ella se duerme con una nebulosa.
El cambia de nombre.

Miguel Ortíz


domingo, 22 de junio de 2008

Rosa, Osvaldo Guevara de Los zapatos de asfalto 1967

Rosa

Y anda otra vez la lluvia por el techo
con su ternura naufraga y ruidosa,
y el fío de la ausencia, el frío, Rosa,
se me viene a las sábanas y al pecho.

Sin tu voz todo está como deshecho,
sin tu mano es un hueco cada cosa,
sin tu pisada duele esta baldosa
y es otro mueble sin tu olor el lecho.

Llueve. Pienso en la sombra. El cuarto es grande.
La soledad, como un hollín, se expande
por este aire de cal y ropa muerta.

Si estuvieras, no sé qué te diría,
pero creo que no me importaría
tanta lluvia en la noche tan desierta.




Osvaldo Guevara de LOS ZAPATOS DE ASFALTO 1967


 Café Literario del Jueves 19 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue EL DESVELO y coordino la velada Mariela Garcia ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.





Melancolía, José Luis Colombini



 Fotografías del café literario del Jueves 19 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue EL DESVELO y coordino la velada Mariela Garcia ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.


Fotografías del café literario del Jueves 19 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue EL DESVELO y coordino la velada Mariela Garcia ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.


“Ella es más hermosa
que los recuerdos que entornan
deliciosamente los párpados
de las mujeres del Líbano...” Gianni Siccardi


Melancolía

Ella es más hermosa
que una tarde perfumada en septiembre,
que el canto de los pájaros
en el ultimo amanecer
de los condenados a muerte.
Que un campo sembrado de estrellas
en una noche de marzo.
Que el agua pura que baja de las sierras.

Ella es más hermosa
que la congoja del sueño.
Que la tinta con que se escriben
las cartas que nunca se envían.
Que las cruces que recuerdan
los tiempos pasados y el llanto.
Que el terciopelo sangre
que abraza el atardecer.

Ella es más hermosa
que las flores del lapacho
que tapizan las calles.
Que un amanecer en el frío julio.
que las mujeres sedientas
que venden su amor en las esquinas.
Que las tiernas hojas que brotan
después de la lluvia.

Ella es más hermosa
que los labios que besan
mintiendo pasión en las noches de luna.
Que el concierto de voces
empapelando las calles al mediodía.
Que el viento húmedo besando las mejillas.
Que una madre amamantando a su hijo
entre lirios y madreselvas.

Ella es más hermosa
que una plaza ebria de jazmines.
Que el sueño de los descubridores
en mares eternos que envuelven la fe.
Que las calles abriéndose en la madrugada
cuando los insomnes roban estrellas.
Que la danza de colores al compás del viento.
Que el silencio de la montaña.

Ella es más hermosa
que las ilusiones de los niños de las villas
de rostros sucios
y mechones de pelo rabiosos.
Que el olvido aprisionado contra el pecho.
Que el ardor de besos robados bajo la lluvia.
Que el hedor de los cuerpos
envueltos en lavanda y fuego.

Ella es más hermosa
que el amor cimentado en sangre
y veneno fragante.
Que caminar a través de las nubes
en busca del fin del mundo.
Que las tretas visuales del aire
jugando entre tus cabellos, cuando es tarde,
hasta para la melancolía.


José Luis ColombiniAdaptación del poema de Gianni Siccardi “La bella del Líbano”



 Fotografías del café literario del Jueves 19 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue EL DESVELO y coordino la velada Mariela Garcia ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.






Mi Rosal

Un corazón he formado
con el rojo de sus flores.
Quién admira sus colores
¡Oh!, suspira emocionado.
En mi rosal encarnado
una mariposa altiva
sin querer quedó cautiva.
Me hace feliz contemplarla
y al que mira regalarla
como una llamita viva.



Juan Vergara De Cielo, Paisaje y Poesía. 2008

¡Por qué!, Albino Suárez Gómez

¡Por qué!

Porque fue de los hombres el mas bueno
y porque la verdad, cual luz del día,
en sus divinos labios florecía,
clavaron en la cruz al Nazareno.

¡A El, que venía de excelencias pleno,
a El, que el tesoro de la Fe traía,
que era el amor y la sabiduría!...
¡Cómo cuesta creer en tanto cieno!

¿Por qué, mientras que a El se lo escarnece
y en el leño infamante sacrifica,
a Barrabás se ensalza y engrandece?

¡La mente, anonadada, no se explica
por qué, en tanto a los truhanes se enaltece,
a los hombres de bien se sacrifica!

Albino Suárez Gómez

Para perderse, Miguel Ortíz

Para perderse
Para alejarse
para aprender a perderse
voy a buscar alguna vida
                                   que no mate.
Voy a encontrar
algún regreso
                                   que valga la pena.
Algún regreso
que enseñe el abrazo
y la partida
                                    otra vez
y la partida
                                   otra sed.
El desierto

                                  la montaña
                                 el mar
el desierto
encuentro un regreso
donde uno puede irse.



Miguel Ortíz


Fotografías del café literario del Jueves 19 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue EL DESVELO y coordino la velada Mariela Garcia ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.





sábado, 21 de junio de 2008

Estrofas de invierno, Alejandro Nicotra




X. ESTROFAS DE INVIERNO


1. (Alba)
Día de salud,
alba de pájaros que suben a lo más azul:
no mueras con el ojo el oído la lengua;
adéntrate en los cielos que aun no viste,
sus cúpulas sin cruz,
y regresa a mis árboles en la sombra:
trina, de sol y hielo, tus palabras.

2. (Luna)
Blancas, las cimas;
árbol, igual a escalofrío.
¿Es ya la hora de evocar en el fuego
el plumaje de los pájaros que se han ido?

Sólo los amantes
quieren a esta luna de invierno;
y sale, el corazón,
en busca de unas manos segadas
y de párpados en que muerde el rocío.




Alejandro Nicotra, De LUGAR DE REUNIÓN, Ediciones Taladriz Buenos Aires Argentina 1981







Junio, Teresa Gómez Atala

Junio

La lluvia
deja caer sus briznas
sobre junio.
Gélida brisa
estremece los charcos.
Se va la tarde
como la vida.
Desde la desnudez
de un árbol
festeja un benteveo
las lágrimas del día.


Teresa Gómez Atala de la Luz cautiva 1997

Tarde, Osvaldo Guevara

Tarde

Todo le da tristeza al triste.

Hoy eh visto la lluvia morder los pasos al día.

Un ómnibus se a apagado en la tarde
dejándome una orfandad de viejo campanario
que sólo escucha sus crujidos.

Y el domingo que empieza a ser lunes
con su siesta baldía.

De regreso a la casa me cruce con un perro
que tenía mis ojos.

(A dónde ir con estas alas
que se entienden con el viento.)

Alguna vez mis dientes fueron claros
para sonreír a la soledad.
Ahora mi corazón no soporta
ni sus silencios ni sus cantos.

Un vestido dorado viene por la vereda
pero junio devora su gran flor delicada.

Todo le da tristeza al triste.

Cuando la primavera intente
alumbrar en mi sangre
quizás ya sea tarde para toda sensación
para toda palabra.


Osvaldo Guevara, de Diario de invierno 1990

viernes, 20 de junio de 2008

Suspiro, Mario Torres

Suspiro

Mitológica lágrima
en la textura del amanecer
cabe tu olor a hembra.
Una cadencia de relojes atrasados
reintegra, atempera, y cava para el atardecer

....................... guitarras con tus nombres en cada cuerda.

Mario Torres

Cuando hablan las ventanas, Sofía Durán

Cuando hablan las ventanas

Cae la lluvia de otoño
Como maná sobre la tierra seca.
Monologa en voz alta la ventana:
“¿Qué quedará de ti cuando te mueras?
¿A dónde irán los pájaros de tu alma?
¿Qué será de tus sueños, tus silencios
y esas gotas que de tus ojos bajan?
No te verán las tardes cuando partas
ni el cedro azul que te acompaña,
testigo silencioso de tus cuitas.
Nadie te extrañará cuando te vayas.”

En otoño, susurran las ventanas.


Sofía Durán

He muerto para nacer en ti, Julio Lemoine

 Fotografías del café literario del Jueves 19 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue EL DESVELO y coordino la velada Mariela Garcia ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.








He muerto
para nacer en ti

Quien soy yo
sin el perfume de tu existencia
Quién soy yo
sin la concavidad de tu amor

Vacío de mi
descalzo camino de tu mano
hacia la profunda humildad de tu ser

Vacío de mí
he muerto desnudo
para nacer en ti


Julio Lemoine

 Rafael Horacio López y Hugo Nievas
  Fotografías del café literario del Jueves 19 de Junio de 2008, en el Café Tártara de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar Transerrano), “Capital Nacional de la Poesía”, Traslasierra, Córdoba, Argentina, Sarmiento 269. Cuyo tema fue EL DESVELO y coordino la velada Mariela Garcia ilustrando el encuentro con fotografías de Leonor Bellón.


A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas