EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


domingo, 31 de julio de 2016

Encierro, Oscar Guiñazú Alvarez

Encierro

Estas horas que abren sus cortinas
y acarician el aire
contemplan la amplitud
                                       (y la persiguen…)
Hace apenas momentos, los descansos,
ceñidos a las sombras,
quieren volverse danza… movimiento…
Mas la noche es tirana.
                                     No permite

encontrar la salida.

Oscar Guiñazú Alvarez

viernes, 29 de julio de 2016

Un día como este, Óscar Guiñazú Álvarez

Un día como este

Un día como este,
llama a la puerta familiar; con golpes,
la esperada alegría.
Eso sí, para la noche.
La caída postrera...
El almanaque que cumplió su ciclo
y una flamante hoja color rojo...
                            (Es el color festivo)
El año nuevo
ya está andando sus pasos de segundos
tras minutos de ingenuos esperanzas.
Van inundando el aire, campanadas
y estruendos
y coquetas cañitas voladoras
y gritos de entusiasmo
                                     o de los otros
y disparos de corchos,
y rumor de burbujas
y choque de cristales en el brindis.
Un flamante universo rodeando
esta mesa especial de la familia.
Un calendario que perdió el guarismo...
Hay otro en' su lugar
Un año que se fue
                              y otro que vino
anudando la escena con abrazos
y augurios.
Más allá, tras la incógnita del tiempo
se aproxima la sombra
irreversiblemente.


Óscar Guiñazú Álvarez


miércoles, 27 de julio de 2016

Simple descripción, Oscar Guiñazú Alvarez

SIMPLE DESCRIPCIÓN

Sutiles resplandores
en paulatino ascenso
invaden suavemente los minutos.
El perfil de la mesa o la heladera
o el termo frágil que se trata siempre
con tanta suavidad...
                                Todo recorta
impalpable tijera adivinada_
La claridad eléctrica encendida
agota los espacios.
                             Dentro y fuera.
El mate...
El mate compañero acariciado
con amiga ternura...
Por la puerta entreabierta ha penetrado
un «glu glu» monocorde
escapado de un grifo
tras el descuido del reciente aseo.
Todavía en la calle
                               o en el patio
las líneas imperfectas de las cosas.
Mientras aquí...
La fluorescencia luce
una derrota al resto de la noche.
El universo de papeles habla
de proyectos, de esperas, de misterios.

En la acera
sincronizados tacos presurosos
y silbo en el asfalto
de las ruedas de alguna bicicleta.
Mientras tanto
tal vez se enfría el mate compañero
Las sábanas rosadas de la aurora
se tienden en las sogas
                               del momento.



Oscar Guiñazú Alvarez

lunes, 25 de julio de 2016

Tristeza, Hugo Rolando Herrero

TRISTEZA

Sentado frente al hogar
divagaba con mis sueños,
y fui ordenando recuerdos
mientras la tarde moría.

Abrazado a su sombra
se agrisó mi tristeza.
junto a la soledad
y al silencio, que crujía...

Los leños, lentamente,
opacando sus destellos
dejaban ver un a danza
vestida de ocaso.

Permanecí inmóvil,
evocando el pasado
y entre el humo,
se esfumaba tu figura.


Hugo Rolando Herrero

sábado, 23 de julio de 2016

Sentado solo, Adrián Salagre

Sentado solo
en la fría cocina,
evitando mover la silla
para no errar la huella...
mitad resaca
mitad insomnio.
Acomodo el corazón
entre algunas letras,
como cortometraje nocturno,
historiando el ayer
en el ahora.
Sin desperdiciar,
ni asesinar,
esta bella locura,
de estar
y conservar
la vida.

Adrián Salagre


viernes, 22 de julio de 2016

Afuera, Lucia Nelly Vergara

Afuera

Humea la taza de café.
Afuera, la calandria llama
desde la austera higuera,
con un dulce y agudo canto
a su amada.
Un sol, que pareciera
se ha ido,
no se adónde,
nos priva de su presencia.
Las casas parecen
cajas vacías.
El silencio las transforma.
Atizo el fuego
para no confundirme
con la soledad
y el frío.
Ya llega la lluvia.

Lucia Nelly Vergara

martes, 19 de julio de 2016

La piel, Lucia Nelly Vergara

La piel

La anciana piel
se desnuda
y muestra sus heridas
cascarudas
como los añejos troncos.
Ha construido un vallado
inexpugnable
contra el frío.
Vuelve a vestirse
de gala,
desprendiéndose
de sus viejos atavíos,
en cada primavera,
para lucir hermosa
cual doncella agradecida,
por el milagro de la vida.

Lucia Nelly Vergara

lunes, 18 de julio de 2016

Romance de la luna de Julio, Oscar, Cacho, Acosta


 Romance de la luna de Julio, Oscar, Cacho, Acosta


La luna de Julio, es luna muy fría,
sus estrellas sufren por la pena mía.

La luna de Julio, sabe mi dolor...
Mis penas le cuento, mis penas de amor.

La luna de Julio, solo sale a medias,
tal vez por vergüenza de su cara fea.

La luna de Julio, no salió a brillar...
El cielo muy triste, se ha puesto a llorar.

La luna de Julio, se murió de amor
y muy triste y solo, viene saliendo el sol.

Romance de la luna de Julio - Cacho Acosta -

Resistencia - Chaco - Colección Versos juveniles -

domingo, 17 de julio de 2016

A mi nieto, Hugo Rolando Herrero

A MI NIETO TOMAS

Me hiciste abuelo
bajo el sol de fuego
de diciembre.
Llegaste como nueva luz
y lozanía para mis días..
Alborozado, te recibí
en mis brazos
llenos de amor.
Príncipe de mis sueños,
cabellos desordenados,
con tu mirada de miel
regalas ternura silenciosa.
¡Tomás! Cuando me abrazas
fuerte... Y miras a los ojos,
diciéndome te quiero, abuelo,
me regalas más tiempo,
más vida y todo el amor
que derrama,
tu noble corazón.


Hugo Rolando Herrero

sábado, 16 de julio de 2016

Balneario, Oscar Guiñazú Alvarez

BALNEARIO

El agua se abre de brazos frescos
para estrecharme
tras la recién pasada siesta.
El sol dibuja mapas
en las espaldas desnudas.
Traza el aire sus signos peculiares
que acarician la faz de mis anhelos,
entregándome un tiempo generoso
que se queda en mis horas
con la póliza
del abrazo,
del amigo,
del poeta
apretando los puntos cardinales
en un latir de sangres hermanadas.
Hay fundado un “encuentro” que regresa

tras un pulso estival de golondrinas.

Oscar Guiñazú Alvarez

viernes, 15 de julio de 2016

Fiesta, Oscar Guiñazú Alvarez

FIESTA

Tengo el monopolio de esta noche
que llegó hace un par de horas.
La habitación iluminada
hace un contraste
que choca.
Han comenzado a descender las gotas
de una lluvia de otoño
que clava
humedad y tristeza
en el suelo del patio.
Salgo. -
Salgo sigilosamente
a beberme la lluvia
porque me tienta
su monotonía de gasa.
La recojo y la traigo conmigo
hasta adentro »
en sonido y suavidad
que gusto son a son,
sorbo a sorbo.
Fiesta.
(Una orgía de lluvia)
Me ha quedado su música prieta
aquí, adentro.



Oscar Guiñazú Alvarez

jueves, 14 de julio de 2016

Video de Alejandro Cordero leyendo de Rubén Eurasquin, Rezo a mi padre



Alejandro Cordero leyendo de Rubén Eurasquin, Rezo a mi padre
Videopoético Café Literario del Jueves 15 de MARZO de 2012, en Quo Vadis Café, Sarmiento 341 (Al lado de Tribunales), Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue La Fuga.
Organiza Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento

miércoles, 13 de julio de 2016

Y después, todo el dolor, Oscar ”Cacho” Acosta

Y después, todo el dolor

Ay, de este amor sin medidas,
condenado a pronta muerte,
con la sentencia ya dada
en sumarísima suerte.

No sabe la que lo mata,
tal vez no quiera saberlo,
que quien al cadalso marcha
fue siempre puro, sincero.

Que la amó con la ternura
volcada en sus tontas rimas.
Que alumbró con su amor,
la oscuridad de sus días.

Por eso marcha sonriente,
por esos sus ojos brillan,
sin importarle la gente
que cruelmente lo hostiga.

La justicia es mujer...
Una bella mujer ciega,
por eso no puede ver
la lealtad de la entrega.

Fue la última reflexión
de aquel desgraciado amor.
Ahora vendrá el castigo...
Y después, todo el dolor !!!

Oscar ”Cacho” Acosta
Colección otoño del 96

(Resistencia, Chaco, Argentina)

martes, 12 de julio de 2016

El cielo de mi padre, Guillermo Fabián Lando

EL CIELO DE MI PADRE

Anoche soñé con mi padre
(a menudo sueño con él)
creo que intenta decirme algo,
creo que intenta compartir algo.

Hablábamos de mil cosas diferentes
nada en común de la vida
ni la de él (antes)
ni la de la mía (ahora).
No hay nada que nos una a lo que fuimos más que lo que somos.

Creo que era necesario que él supiera
que era necesario
pero nunca llegamos a tiempo,
nunca tuvimos tiempo de alcanzarnos.

No creo que él intente acercarme a él
en todo caso insinúa llegar a mí,
aproximarse,
que yo sepa que él me extraña.
(Yo también lo extraño).

Padre nuestro que estás en los cielos.
Padre nuestro, de mis hermanas y mío.
Padre nuestro. Padre de todo. Padre en todo.

Anoche soñé con mi padre
(a menudo sueño con él)
nunca fuimos de decirnos tantas cosas
pero anoche, nos dijimos todo.


Guillermo Fabián Lando 

lunes, 11 de julio de 2016

La espera, Lucia Nelly Vergara

La espera

Tiene
 lazos azules
 de juramentos.
 Sus largos y grises cabellos
 ya son raíces
 rugosas, rastreras.
 La tierra
 con cenicienta resignación,
 la alberga.

A su costado
 se suceden
 primaveras.
 Las flores,
 mariposas luminosas,
 adornan el camino
 convertidas en señuelos.

A su paso
 los viajeros
 portan en grandes valijas,
 innumerables esperas.
 Alguien, con ansiedad
 apura los tiempos.

Lucia Nelly Vergara

domingo, 10 de julio de 2016

El beso, Pablo Barattini

EL BESO

Silente cascada de la noche
enredas en tu mano mi ternura
y atrapas estas manos de labriego
en la tibia oquedad de tu cintura.
Volcánicos destellos nos abrazan,
cómplice mirada de la Luna,
destiende el viento tus cabellos
desmaya en mis brazos tu figura.
Nos invade un mágico momento;
por un segundo,
¡el mundo se detiene!
preso en tus labios queda el tiempo
y yo,
cautivo
he quedado
para siempre.

Pablo Barattini


sábado, 9 de julio de 2016

Romance del 9 de Julio, Arturo Capdevila

Romance del 9 de Julio

Sube al estrado Laprida;
se quedan todos atento,
y como un viento de gloria
pasa hecho frío y silencio.
Ya les interroga aquél
si libres o no seremos.
Todos a la vez se yerguen;
al punto de pie se han puesto,
para clamar por Dios vivo,
cada uno el brazo extendiendo,
que ser libres, eso quieren,
la vida misma por precio.
Uno a uno así lo juran,
y todos también rugiendo.
Del pueblo que invade el patio
se oye clamoroso el eco.
¡La Patria jurada está
por la espada y por el fuego,
por la vida y por la muerte!
¡Señor Dios de los ejércitos!
Acabados son los reyes
¡Manda soberano, Pueblo!


Arturo Capdevila

viernes, 8 de julio de 2016

Por la Patria, Beatriz Tombeur

POR LA PATRIA

Tiembla gris la mañana.
No hay sol ´,
ni una campana
que canten las victorias
que con sangre tallaron nuestra historia,
herida fatalmente por la ausencia
de brazos, ideales y presencias.-
¿Dónde están los laureles de la Gloria:
Belgrano, San Martín, la gran herencia
del viejo Tucumán, la Independencia?
Van los viles traidores intentando
destruir en los niños la inocencia,
y el hambre y la ignorancia van sembrando…
Más siempre por el Sol, sangra el ocaso,
y lo tiñe de rojo con su sable
afilado de luz y de memoria,
que habrá de castigar a los culpables.-


BEATRIZ TOMBEUR (2009)

miércoles, 6 de julio de 2016

Córdoba de las campanas, Arturo Capdevila

CÓRDOBA DE LAS CAMPANAS

Eran unas dulces
claras notas finas.
Eran las campanas
de las Catalinas

Eran un canto alado
como de promesa.
Eran las campanas
de Santa Teresa

Eran una voz
diciendo un distinto.
Eran las campanas
de Santo Domingo

Eran una voz mansa
llamando al aprisco.
Llamaban a misa
las de San Francisco

Eran unas voces
de amor hecho sed.
A misa llamaban
las de la Merced
Eran una voz llena
diciendo María.
Eran las campanas
de la Compañía

Eran unas notas
de bronce y cristal.
Con altos acentos
ahuyentando el mal

O Gloria diciendo
con el claro metal.
¡Eran las campanas
de la Catedral!

Serán como risas
cuando ríen dos,
repiques del Huerto
y del Niño Dios.


Arturo Capdevila

martes, 5 de julio de 2016

Carta, Ricardo Di Mario

Carta

...A Roberto, (por Juarróz), mi gato...

Blanco en la espesura de la noche
atravesó mi gato
como un fantasma el contorno del espejo,
vinieron sus garras y demás presencias a arañar la puerta,
ajar el silencio y a buscarla
he tenido que mostrarle la frazada de mi cama
el corazón de solo y la almohada
para que entienda que su madre adoptiva ya no está.


Ricardo Di Mario

lunes, 4 de julio de 2016

Amarillos ocres, Oscar "Cacho" Acosta (Resistencia. Chaco, Argentina)

Amarillos ocres

Amarillos ocres, como esos viejos papeles,
que releo a veces, cuando la nieve de Julio,
se ensaña con los alerces.
Amarillos ocres, como las llamas que crecen,
en el viejo hogar de piedra,
cuando los recuerdos vienen.
Amarillos ocres, como la hojarasca del bosque,
como la vieja cruz sin nombre,
sin visitas y sin flores.
Amarillos ocres, como la estepa agreste,
huérfana de otros colores,
en su tristeza silente.
Amarillos ocres, como pájaros de bronce,
como la luz mortecina,
de la luna de esta noche.
Amarillos ocres, desteñido de ilusiones,
donde la esperanza agoniza,
cual Sol en el horizonte.

Oscar "Cacho" Acosta (Resistencia. Chaco, Argentina)


domingo, 3 de julio de 2016

El alma, Hugo Herrero

EL ALMA

Me enseñaste que el alma
vive después de la muerte.
Que con ella se ama, se quiere,
se aborrece, se condena,
se eleva y llega a los cielos.
Me hablaste de su misterio
y de la fe que hay que tener.
Cierro los ojos, la busco,
trato de imaginarla
y no encuentro su esplendor.
Rastreo por las noches
silenciosas y cerradas
y solo veo
el brillo de la oscuridad
acompañando mi desvelo.
¿ Existe el alma
como principio de vida
y de la conciencia?
Solo se, que cuando estoy
lejos de ti
te pienso a cada instante
con alma enamorada,
la que permanece oculta
y sigo sin encontrarla.


Hugo Herrero

sábado, 2 de julio de 2016

Esa forma de ser, Pablo Barattini (Chile)

ESA FORMA DE SER

Esa forma de ser
tan luminosa
tan cercana al rocío y a la aurora
tiene su sonrisa seductora
el sutil encanto de la rosa.
Tan lejana de mi vida,
mi señora
la sueño angelical y primorosa,
la sueño,
dulcemente cariñosa
la sueño,
setenta minutos cada hora.


Pablo Barattini (Chile)

viernes, 1 de julio de 2016

La Página Literaria de Gerardo Molina, Diario Hoy Canelones, Uruguay

La Página Literaria de Gerardo Molina, Diario Hoy Canelones, Uruguay

Centenario

Oscar Guiñazú Álvarez

1916- 3 de junio- 2016. Oscar Guiñazú Álvarez nació en Candelaria, San Luis. Excelso poeta provinciano y paladín de la confraternidad americana, fue el artífice de los Encuentros Internacionales de Poetas en Villa Dolores, Córdoba, inapreciable legado que sigue irradiando su luz, y uniendo los pueblos de América desde su célebre consigna POESÍA Y AMISTAD.

“¡Qué oficio tan proclive a la esperanza, este oficio tan mío de maestro!”
Maestro de estirpe almafuertiana, como aquél supo de luces y de sombras, de gloria y ostracismo. En 1934, con su flamante título de Maestro Normal Nacional, convocador de poetas en cierne, comienza a reunirse con otros creadores en su casa y así nacieron la Escuela del Verso y sus primeros trabajos que firmó como Eduardo Dawn.
De allí en más, y durante varias décadas, estoica, valiente, decidida y generosamente-unidos la voluntad y el genio- edificó una obra fermental y luminosa, aleccionante y gigantea, que prodigó su abanico de fulgores hacia los cuatro puntos cardinales, inapagable llama que sabe de ciudades populosas y pueblecitos eglógicos, de olvidados rincones y paisajes agrestes, de acendrados autores y vates incipientes.
¿Y cómo no sentirnos cautivados por aquella personalidad carismática, de humildad franciscana que, como afirma Teresita Gómez Atala “solamente por amor anduvo tiempos y caminos, con el afán de abrazarse con los poetas del mundo”. Fue un grande, un heroico conductor, cuya realización más trascendente, los Encuentros Internacionales de Poetas, siguen venciendo distancias y olvidos. Fraternal y humano, sensitivo y hondo, igual y diferente, en su personalidad se conjugaron magníficamente la bondad y la sencillez, la humildad y la inteligencia, seguro en su objetivo de hacer y dar, con un inequívoco y certero poder de convocatoria.
Oscar Guiñazú Álvarez, un altísimo poeta, cuya entrega a la unión y fraternidad de los pueblos a través de la Poesía, hizo olvidar muchas veces, su inmensa obra de creador y a esa labor de difusión, análisis y revalorización de su poética, se han dado –entre otros- con fervorosa pasión, con justiciero empeño, con tesonero esfuerzo, ilustres docentes argentinos como María Angélica Merele, Herminia Utrera Casalis, Ana María Zanello Muñoz, Anny Guerrini, Susana Lobo, Alicia Quiroga, Jorge Enrique Hadandoniou , Rafael Horacio López y Arnaldo Fourcade.
Decía el español Miguel Hernández. “Los poetas somos viento de pueblo: nacemos para ser soplados a través de sus poros y conducir sus ojos y sus sentimientos hacia las cumbres más hermosas. El pueblo espera a los poetas con la oreja y el alma tendidas al pie de cada siglo”.
Don Oscar es cada uno de nosotros, nos reconocemos en él porque nos entregamos con fervor a los mismos ideales, porque abrevamos en la misma fuente de la amistad, porque somos igualmente devotos de Nuestra Señora, la Poesía, y porque –“queribles Quijotes” como expresara Miguel Ángel Ortiz- nos llaman los encantados caminos de la aventura, de la fraternidad, del ensueño y de la poesía.
La memoria de quien fuera un adalid de la libertad y la democracia se agiganta en el tiempo y enaltece y reafirma valores tan desvirtuados hoy como la familia, la honestidad, el bien, la solidaridad, la justicia. Su figura se eleva a paradigma porque nos enseñó no sólo los caminos de la POESIA y AMISTAD, sino a vivir y luchar sin claudicaciones, a considerar al prójimo sin distinción de credos, dignidades o riquezas, a no arriar –ni aun vencidos- la bandera del ideal y a amar la libertad como uno de los más preciados bienes del hombre.
En estos tiempos de tecnología avasallante, de deshumanización impiadosa, de vértigo y consumismo, si el mundo alcanza su redención y logra salvarse, lo será por la poesía y por la luz inmarcesible que sigue emanando de seres como él. De ahí, la importancia de continuar sus Encuentros y de renovar su voz y su prédica luminosa que, como la de un nuevo Nazareno nos llama y nos dice: “¡Id y pregonad y difundid la Amistad y la Poesía por el mundo!” Que así sea.

Carta al Maestro Oscar Guiñazú Álvarez

I
¡Maestro!...
Un día me trajiste
a tus sierras azules, a tu hogar provinciano.
Nunca sentí en mi frente más honda la Poesía,
ni con unción más viva
el ancestral origen.

Fue tu humildad tan grande
que no cabe en un cielo,
de fulgores que siguen
aureolando las sienes de los vates de América.
¡Qué gloria fue el haberte conocido,
gozar de tu amistad, de tu gesto magnánimo!

¡Patriarca!... ¡Nazareno!...
En tu ciudad serrana, más allá de los Andes
y en tierra de los Incas
nos vieron las estrellas sembrando hasta la aurora
el pan de nuestro Verso.

¡Patriarca!... ¡Nazareno!...
¡Que nadie ose nunca decir que tú te has muerto!

II
“¡Qué oficio tan proclive a la esperanza
este oficio tan mío de maestro!...”:
“Poema de regreso a Anisacate”.
Y es claro... la Poesía es así,
natural, cantarina,
como un río que fluye al pie de la montaña.
Nos aprieta en un lazo fraternal, sin fronteras,
y porque es sentimiento
trasciende las retóricas, las escuelas, los ismos
y ciega a los falsos profetas que la imitan,
la venden, la escarnecen;
y porque es sentimiento, vibración y latido,
y emoción desbordada,
nos invade y conmueve, nos eleva y abrasa,
intemporal y cósmica como una luz mesiánica,
escala de Jacob al infinito.

Y es que los dos sabemos que por ella vivimos
y que nunca del todo, acaso, moriremos
porque siempre hemos puesto el alma en la palabra,
dulce almohada en la paz y bandera en la lucha:
es Verdad y es Belleza y es Amor y es Justicia.

Y es que los dos sabemos que por ella vivimos
Y que nunca del todo, acaso, moriremos.

III
¡Maestro!...
develador de enigmas,
buceador del Misterio,
inmenso y acuciante como un alba de siglos.
Tú que sabes del Canto que perfuma los Vientos,
del Viento que enamora el perfume del Canto,
de valles y de ríos, de cimas y de abismos,
de soles y de sombras,
desde un cielo poeta
-augural y profético-
como un hermano mayor, guíame, Maestro…

IV
Adiós. ¿Adiós? ¿Por qué? Hasta siempre,
cada octubre nos vemos
(y un poco nos quedamos, es imposible irse
del todo de esta tierra,
florilegio de soles eternal de armonías).
El tiempo anda y desanda los mágicos caminos
de tus huestes tan fieles
como cada rosario de estrellas en la noche,
como cada milagro de amor en primavera.
¿Adiós? ¿Por qué? Hasta siempre,
cada octubre nos vemos.
Como una luz mesiánica, intemporal y cósmica,
la Poesía nos llama.
Y es que los dos sabemos que por ella vivimos
Y que nunca del todo, acaso, moriremos.

Gerardo Molina

Mi casa abierta

Poeta:
Mi casa no tiene verja
Porque no quiero
Que detengas tu arribo;
Ni siquiera he buscado
La fidelidad de un perro
Que ladre miedo…

Poeta:
Si llegas de día
Mis brazos se harán boas;
Si de noche,
Tengo siempre un insomnio.
Y a toda hora
El vino añejo de la hermandad.
Mi casa está siempre abierta…
Mi casa no tiene verja,
Poeta.

Oscar Guiñazú Álvarez



A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas