EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE DESDE HACE 10 AÑOS. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural, 10 años en la web. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: Octubre 2018, 57° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


Mostrando las entradas con la etiqueta 56º Encuentro Internacional de Poetas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta 56º Encuentro Internacional de Poetas. Mostrar todas las entradas

Llueve, Beatriz Tombeur

Beatriz Tombeur e Isabel Nieto Grando


Llueve.
Ruedan las gotas por el techo.
Silenciosas, lentas, limpian el aire y el alma.
La mañana húmeda disimula la otra lluvia...


Beatriz Tombeur

Luces y silencio, Hugo Rolando Herrero

LUCES Y SILENCIO

La tarde moría
en un profundo silencio,
alumbrada por zigzagueantes
destellos, que anunciaban tormenta.

Un trueno estremecedor
perforó el gris oscuro
dando pasa a la caída del aguacero
mitigando el calor reinante.

La tierra sedienta bebió lentamente
el agua derramada,
los pastizales brillaban
por las gotas del agua caída.

En la intimidad, una pareja de amantes,
deja correr el tiempo del amor
que crece en la tarde lluviosa
entre luces y silencio.

Hugo Rolando Herrero

24/ 01/ 2018

Apegada al vidrio viajaste conmigo, Maria Luisa Ortiz

Apegada al vidrio viajaste conmigo
lunita de Enero, dorada de sol
las dos nos aliamos, la noche era mágica
me sentía sola, sola con mi yo.
Te confíe secretos,sin voz, sin palabras
tú los escuchaste con el corazón.
el micro corría con su carga humana
llevaba en su espaldas más
de una ilusión,
La ruta estiraba su cinta de plata
por entre los campos bañados de luz
yo te miraba tan bella y distante
esparciendo al mundo tu embrujo
lunar.
Toda ensoñada sentada, en mi asiento
pensaba en las lunas que he visto pasar.
Y en cuantas otras mis ojos, verán.

 Maria Luisa Ortiz

Te vas de las manos como el aire, Luisa Ortiz

Te vas de las manos como el aire
como la espuma que llega a la
playa, y se deshace.
Así, etéreo, sutil, inalcanzable
así eres tú, en el mezquino
relajo de mis sueños.
cuando la noche traviesa, me soborna
invitándome a viajar con su misterio
y me aferro a las alas de la nada,
porque nada, es mi cuerpo en el
desvelo.
ya que cada centímetro de piel
estremecida se funde, en la vana
sensación... de no saberte.


Maria Luisa Ortiz 

Un canto a la mujer Esmeraldeña, Jose Sosa Castillo



UN CANTO A LA MUJER ESMERALDEÑA

Así, para empezar, digo: no tiene
la luz, en su registro de matices,
los que emanan de ti, si en tus raíces
nacen luces inéditas y advienen

resplandores en tránsito de fiesta,
de la llama hacia el fuego de tus ojos,
y va cayendo la altivez de hinojos
a los pies de la mágica y enhiesta

silueta virginal que se apodera
de los fulgores de la sangre ardiente,
y hay un son marinero que al poniente
embriaga, y tus elásticas caderas

van convocando, a golpes de tambores,
con sus imperativos movimientos
que subyugan al vuelo en crecimiento,
al véspero sensual y a sus ardores.

De la pulpa frutal con que articulas
mariposas de dicha y de ternura,
va desgajando a besos la dulzura
sus claves increíbles con que anulas.

la pretensión de huir de tus hechizos,
de escapar del rigor de tu cintura,
del garbo embriagador de tu figura
que sujeta la tarde a su capricho,

que condiciona al mar, pues tu vaivén
no le pide favores al oleaje,
y así, desde tu talle, emprendo el viaje
a la inicial más dulce de la miel.

Mientras tanto tus brazos, a placer,
desatan un raudal de poesía,
cuando, de pronto, invade la armonía
los recónditos sitios de tu ser.

Ah, realidad irreal, tú, la risueña,
celestial y terrígena, tu aroma
lo amalgamo a mi verso en la corona
de tu orgullo ancestral, esmeraldeña.

Jose Sosa Castillo
Esmeraldas, Ecuador

Sentir su cuerpo desnudo, Jose Adrian Salagre



Sentir su cuerpo desnudo
sobre el mío,
mirándola desde abajo,
como astronauta enloquecido
viendo la luna...
Fue lo más parecido
a tocar el cielo...
con éstas...
mis enormes manos

Jose Adrian Salagre

Mi Madre Gringa, Isabel Nieto Grando



Mi Madre Gringa

Al canto del gallo, despierta mi madre.
Sobre leños frío enciende la hoguera.
Barre grandes patios, riega los jardines
y llena los cántaros bajo la morera.
Sus puños se pierden, formando los panes
desborda la harina sobre la batea
un manjar divino que Dios nos regala.
Horno enrojecido por la chimenea.
Comienza el ordeñe, el balde espumoso
con leche sabrosa, los panes dorados.
Mi madre hacendosa prepara la mesa
junto a la familia, despiertan los campos.
Yuyos olorosos, aroman el mate
humean las tazas con leche y café.
Dulces alimentos hicieron sus manos
sonríe dichosa, cada amanecer.
Mi madre la gringa, a veces tan criolla
venció la pobreza solo con amor.
Única en el mundo, para mis desvelos.
Con tu nombre madre canto mi oración.

Isabel Nieto Grando

Humana sombra, Sandra Raquel Barrera Andrada



Humana sombra



Los ojos han dejado de mirar
la sombra.
Se han poblado de chispas
secas y mudables
y un día son otoño
y otro, primavera.
Cuando el verano llega
esas chispas son agua que resbala
y el invierno se encarga
-minuciosamente-
de congelarlas.
Por eso el hombre
ha perdido la mirada feliz
y confunde las sombras
con personas
y las luces
con heridas abiertas
que sangran.
Por eso el hombre
se ha olvidado
de mirar al hombre.

 Sandra Raquel Barrera Andrada

Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento. Más de medio siglo en poesía

A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas

José María "Chema" Forte, Madrid, España

José María "Chema" Forte, Madrid, España
Con las antologías del Encuentro Internacional de Poetas Nº 47 Y 48 y con el Libro Presagios de Gabriela Bayarri