EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


Mostrando las entradas con la etiqueta Antonio Esteban Agüero. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Antonio Esteban Agüero. Mostrar todas las entradas

miércoles, 22 de febrero de 2017

Digo a Juana Koslay, Antonio Esteban Agüero



Digo a Juana Koslay





Capitanes vinieron del poniente

por horizontes de nevada piedra

más allá del Arauco hasta las rucas

donde los Huarpes aguzaban flechas,

o machacaban maíz en la conanas,

o pintaban sus ánforas de greda;

capitanes de yelmo y armadura

sobre caballos con la crin espesa,

que asentaban sus cascos españoles

en este suelo por la vez primera;

masculinos y duros, con la espada

sobre los muslos, y en la faz severa

cicatrices de herida o de malaria

y la fatiga de un millar de leguas.

Recorrieron llanuras donde el jume

les prestaba su luz en las hogueras,

y arenales de luna, y salitrales

donde la Vida se tomaba yerma,

y vadearon un Río en cuyas aguas

era la sed una amargura nueva.



Y una tarde los duros Capitanes,

consumidos de páramo y espera,

hacia el Este del sol y la calandria

vieron de pronto levantarse sierras.

"Aquí será" - dijo una voz de mando -

porque el aire es azul, el agua buena,

y la montaña nos ofrece amparo

si el indio quiere provocarnos guerra".

Y al sentir esa voz descabalgaron,

y tres veces ondearon las banderas.

El Capitán entonces con la espada

trazó en el aire una ciudad aérea,

dibujando la plaza y el ejido,

acá el cabildo, más allá la iglesia,

el fortín al llegar a las colinas,

allá los ranchos de la soldadesca.

Y al mirar una fuga de venados,

con ese nombre bautizó a las Sierras

y a la ausente Ciudad que dibujaba

con el acero de su espada nueva.



Y después silenciosos Michilingues

con su Jefe, Koslay, a la cabeza,

les trajeron la paz en el saludo

y las cosas y frutos de la tierra;

Y entretanto Koslay permanecía

rodeado por arqueros y doncellas,

la hija suya, una hija que tenía

suave los ojos y la cara fresca

y nocturnos cabellos que apretaba

una vincha de plumas como seda,

miraba sonriente y en los ojos

nido le hacia a la mirada tierna

de un soldado español en cuyo pecho

amor ardía en olorosa hoguera;

Gómez Isleño se llamaba, aquí

digo su nombre para que la tierra

no lo olvide jamás porque el soldado

se desposó con la muchacha aquella

y fundó la progenie cuya sangre

da a nuestra gente claridad morena.

Juana Koslay, Juana Koslay, ¡Oh, Madre!

Virgen dulce de Cuyo, Flor de América,

reverente me inclino y te saludo

porque tú fuiste la semilla nuestra

y nos diste color americano

centurias antes que la patria fuera.

Juana Koslay, Juana Koslay, ¡Oh, Madre!

nada guarda tu nombre, ni siquiera

plaza civil, o silenciosa calle,

o troquel de medalla o de moneda,

o fuente comunal o flor de bronce

en San Luis del Venado y de las Sierras.

Pero yo, tu hijo, tu memoria canto,

y hago del verso corazón de piedra

Juana Koslay, Juana Koslay, ¡Oh, Madre!

para que nunca en los puntanos muera.



Antonio Esteban Agüero

de "Un hombre dice a su pequeño país"

domingo, 12 de febrero de 2017

1, Antonio Esteban Agüero



1, Antonio Esteban Agüero



1


Como no sé, ni puedo,
cantar cosas grandes,
canto la modestia
de cosas rurales.

Delicias del campo:
faenas y hólganzas,
la paz de mi villa,
las glorias serranas,
una vida recta
más clara que el agua,
quizás una risa,
tal vez una lágrima...

Amo más que el muro
de elegancia urbana,
la firmeza humilde
de la tapia aldeana,
y más que la vida
veloz, ciudadana,
mi vivir oscuro
en la tierra puntana.

¡Ojalá que nunca
de esta villa salga!
Y si el ruego se cumple,
destino... ¡bienhayas!


Antonio Esteban Agüero
De Poemas Lugareños (1937)

martes, 1 de marzo de 2016

(Prologo), Antonio Esteban Agüero

(Prólogo)

Yo no soy Yo sino Aquél que llega
a posarse en mi hombro, y a decirme,
Junto al oído, las extrañas voces
que se susurran a través del cosmos.

Voces de Dios y del Demonio,
donde el Ángel combate en el infierno
por vencer al azufre incandescente
y al plutonio y al cobalto juntos.

Yo no soy Yo sino aquél que dicta
a mi ardiente corazón moderno
todas las letras de un idioma antiguo,

perdido hace mucho y sepultado,
bajo arena total y cruel ceniza,
pero parlado por mi boca sabia.

Antonio Esteban Agüero


sábado, 20 de febrero de 2016

Soneto III (Orfeo), Antonio Esteban Agüero















SONETO III

(ORFEO)

De peldaño en peldaño la escalera
de roca negra fue bajando Orfeo,
con la flauta en la mano, solamente
con su flauta de caña entre los dedos.

Lobos de sombra, y tigres como lobos,
y dragones de pólvora y veneno´
y una serpiente con anillos rojos,
esperaban la música de Orfeo.

Él era un niño con los pies desnudos,
los ojos nuevos y la boca hermosa,
y el corazón como una flor reciente.

Y al llegar a los últimos peldaños
de roca negra, bajando la escalera,
la flauta sola dominó al Infierno.


Antonio Esteban Agüero
De Los Sonetos del Ángel y el Infierno – Antonio Esteban Agüero

viernes, 19 de febrero de 2016

Soneto II (La chispa), Antonio Esteban Agüero

SONETO II

(LA CHISPA)

La poesía me transmite un telegrama
por un nervio sutil, desde la fuente
que en arenas de nubes se derrama
turbia, violenta y sigilosamente.

Llega en papel de pájaros; proclama
vago olor a caléndula reciente,
cuando estalla en la cueva de la frente
con su poder de pólvora sin llama.

Debo escribir pero escribir no quiero;
nada tengo que hacer con la escritura,
poco tengo que ver con el librero.

Solamente asumir con mano dura,
cálida voz y corazón entero,
la eléctronica chispa de locura.

Antonio Esteban Agüero

 De Los Sonetos del Ángel y el Infierno 

martes, 6 de octubre de 2015

Canción del arquero Tehuelche, Antonio Esteban Agüero

CANCIÓN DEL ARQUERO TEHUELCHE

Con martillo de piedra,
mataremos Europa,
sobre yunque de piedra americana,
mataremos a Europa.

Con flecha mojada de curare,
Y abrazo de anaconda
Y rápida fauce de piraña,
mataremos a Europa.

Con cuerno de búfalo bicorne,
y zarpa de puma cazadora,
y saliva de sierpe brasileña,
mataremos a Europa.

Sonando maracas
mataremos a Europa
percutiendo monótonos tambores
mataremos a Europa.

Con óxido de cobre,
con sales de bórax,
con trampas de liana misionera
mataremos a Europa.

Con lazo de ocho tientos,
Y golpe de triple boleadora,
Y dagas agudas como un grito
mataremos a Europa.

No se cuando. Mañana.
Acaso mañana con la aurora.
Sudando la piel de los tambores,
mataremos a Europa.

Que Grecia nos perdone.
Que nos perdone Roma´
Y la luz de París que nos perdone.
Mataremos a Europa.

Llorando una lágrima celeste
Por Beethoven y Mozart,
Sollozando memoria de Leonardo
Mataremos a Europa.

Para ser en el mundo una bandera,
Y una llama creadora,
Y de nuevo simiente y nervadura´
Mataremos a Europa.


Antonio Esteban Agüero

domingo, 4 de octubre de 2015

Domingo, Antonio Esteban Agüero

DOMINGO


I

De mañana se viste la aldehuela
con la misa y el son de su capilla.
Todo puro y limpio, todo claro,
con el manso sol que dora arriba.

II

Y de tarde -una tarde igual a todas-
anudo un mirar en la plazuela,
veo la niña que su gracia luce,
y a mozo que estrena su camisa nueva.


III

Después, la noche oscura, perfumada,
poniendo al día una pausa negra,
y una guitarra que se une al canto
de una voz varonil, un tanto ebria.


Antonio Esteban Agüero

De Poemas Lugareños (1937) canto a la sierra de los Comechingones

martes, 4 de marzo de 2014

El canto al Molle de Antonio Esteban Agüero leído por Inés López



El canto al Molle de Antonio Esteban Agüero leído por Inés López

Ciclo Literario 2014, Lecturas en plaza de los poetas Jueves 21;30 Hs : Jueves 27 de febrero 2014 plaza de los poetas Avda San Martin y España, Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina .Tema El árbol

sábado, 27 de abril de 2013

Video de la Disertación Antonio Esteban Agüero, una poesía del arraigo de Alejandro Nicotr

13 de abril de 2013. Video de la Disertación Antonio Esteban Agüero, una poesía del arraigo del destacado Poeta Alejandro Nicotra. Casa del poeta Antonio Esteban Agüero, Merlo, San Luis, Argentina. Palabras de bienvenida del Profesor Mario Ceretti, Presentación del disertante a cargo de la Profesora Beatriz Tombeur.

Disertación Antonio Esteban Agüero, una poesía del arraigo del destacado Poeta Alejandro Nicotra. 13 de abril de 2013

miércoles, 11 de julio de 2012

Acto de premiación concurso nacional Antonio Esteban Agüero:" Poeta del arraigo".


Video de Hugo Herrero en el acto de premiación de los 35 autores seleccionados en el concurso nacional Antonio Esteban Agüero:" Poeta del arraigo". Sus trabajos pasaran a integrar la primera Antología Poética Nacional: "Agüero: Poeta del Arraigo.
Sábado 7 de julio 2012. Auditorio Centro Educativo "Gobernador Santiago Besso" Villa de Merlo, San Luis, Argentina

miércoles, 27 de junio de 2012

Canción para decir en la calle de Antonio Esteban Agüero por Gabriela Bayarri


Canción para decir en la calle de Antonio Esteban Agüero por Gabriela Bayarri
5ª Maratón de Lectura, 18 de Junio de 2012 organizada y llevada a cabo por el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento, 9 horas de lectura continua (de 9 a 18 Horas) en donde dieron su apoyo importantes personalidades del medio local, Periodistas, Escritores, Funcionarios Municipales, Judiciales, Docentes, Alumnos de nivel primario, secundario y terciario, Poetas, Público en general, en la sala de arte del Teatro Municipal de la ciudad de Villa Dolores (Mítico lugar de Traslasierra), "Capital de la Poesía", Traslasierra, Córdoba, Argentina.

domingo, 8 de abril de 2012

Digo los oficios de Antonio Esteban Agüero leído por los asistente al café literario


Digo los oficios de Antonio Esteban Agüero leído por los asistente al café literario


Videopoetico Café Literario del Jueves 5 de Abril de 2012, en Quo Vadis Café, Sarmiento 341 (Al lado de Tribunales), Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue Los oficios y coordino Gabriela Bayarri.
Organiza Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento

viernes, 6 de abril de 2012

Digo el mate, Antonio Esteban Agüero



DIGO EL MATE



Porque sábado es hoy y la mañana
Como una fruta desde el tala cae,
Y soy joven y sano, y me navegan
Tradiciones y música la sangre,
Quiero ser otra vez, entre vosotros
Para decir y celebrar el Mate.


De Guarania nos vino con la Yerba
Que resume fragancias tropicales,
Y ese barro de América que un día
Vio que llegaban sigilosas naves,
Con cadenas, y perros y arcabuces,
Y duras voces vulnerando el aire;
Verde Yerba de América, sembrada
Por quien hizo los ríos y las aves,
Y tendió la llanura hacia naciente,
Y hacia poniente levantó los Andes,
Y la Coca sembró para los Quichuas,
Y el Algarrobo para pan del Huarpe.


Yo era niño –recuerdo- y la primera
Memoria verde se remonta al Mate,
En mi casa de Merlo, donde el día
Comenzaba a girar cuando mi Madre
Sorprendía el hervor de la tetera
Entre volutas de vapor quemante:
Y era luego la lenta ceremonia,
Vieja suma de gestos y ademanes,
Aquel ir y venir de la cuchara,
La visión del azúcar, el fragante
Esplendor de la Yerba, la bombilla
Con doradas virolas y espirales,
Y el porongo de plata que tenía
Curva de seno adolescente y grácil,
Y cobraba, de premio, en la penumbra
Nítida luz de religioso cáliz;
Ubre dulce me fue, mi vino verde,
Mi pan primero, mi nodriza amante.

Yo recuerdo sus íntimos sabores,
Y también sus diversas variedades:
Dulce Mate del alba que se bebe
Morosamente al emprender un viaje,
En la puerta de casa mientras miro
Entre neblinas despertar el valle;
Y aquel Mate primero del retorno
Por la sombra con grillos de la tarde,
Que nos vuelve liviana la fatiga
Sobre los hombros como un ala de ave;
Y ese Mate que beben los troperos
Cuando regresan de Salinas Grandes;
Y aquel Mate nocturno que me diera
Una muchacha cuya boca suave
Daba un beso primero a la bombilla
Como manera de poder besarme;
Y aquel Mate gustado en la cocina,
Escuchando al anciano Magallanes,
Dibujar sobre el humo las historias
Del Niño Ladino y de Urdemales;
Y aquel Mate que sabe a beramota
Y el que guarda memoria del husillo;
Y el que a mastuerzo y mejorana sabe;
Y el que una gota de aguardiente trae;
Y ese Mate gustado en la penumbra
Que conforman higueras y nogales,
Mientras crece la siesta, y la cigarra
El masculino corazón me tañe;
Y aquel Mate de bodas, con su gusto
A rama nueva, a porvenir, a encaje;
Y ese Mate bebido en Carolina
Y el que bebí en la Sierra El Gigante;
Y el que un día me dieron en Trapiche;
Y el que supe gustar en Rumi-Huasi;
Y aquel fúnebre Mate que bebimos
En el velorio de Adelaida Chávez,
Lamentando su muerte y admirando
Su juventud de porcelana frágil...


Pueblo somos por Él; desde centurias
Su costumbre nos forma, como sabe
Modelar un cacharro el alfarero
Con la destreza de su mano suave;
Él nos dio, generoso, las virtudes
Que entrelazan raíces esenciales
En el nudo del ser, y nos perfilan
Un idéntico rostro innumerable;
Porque en Él se juntaba la Familia,
Como el agua diversa sobre el cauce,
Y al juntarse quebraba el egoísmo,
El monólogo torpe, las cobardes
Galerías del odio, y frutecía
Sobre mazorcas de granar afable;
Y nos fue profesor de democracia,
A pesar de los hierros coloniales,
Porque supo igualar a la bombilla
La sed del Hijo con la sed del Padre,
El dolor de la criada y la señora,
La hartura del rico con el hambre
Milenaria del pobre, de tal modo,
Que supimos medir en lo que vale
La celeste razón que nos convierte
En ciudadanos civilmente iguales.


Y por qué no decir las Cebadoras,
Que vestidas de sedas o percales,
O calzadas de tímida alpargata,
O con zapatos de charol brillante,
Bajo el sol y la luna de la Vida
Supieron darme los mejores mates;
Viejas eran algunas, con el rostro
A corteza del molle semejante,
Lindas eran algunas, otras feas,
Desgarbadas, coquetas, elegantes,
Con cabello retinto como el ala
Voladora de tordos y zorzales,
O teñido por leve plenilunio,
O lo mismo que sombra de trigales,
Pero en todas igual se prodigaba

La gracia criolla como miel amable.
Sólo nombres conservo, como guarda
De las flores su olor el caminante:
Doña Mercho Cornejo, Lola López,
Francisca Cuello, Evangelina Páez,
Reginalda Lucero, Pancha Orozco,
Adelina Yanzón, Rosario Báez,
Clara Chiringo, Petronila Gómez,
Minerva Leyes –prima de mi padre-,
Doña Delia Baigorria, Doña Isaura,
Sara Bedoya, Encarnación Morales,
Y una anónima joven de Punilla,
Y la por siempre recordada Carmen.


¿Por donde andarán ahora que las digo,
y las vuelvo una esencia para el Arte?
¿Cuál cocina gobiernan? ¿Qué alacena
acomodan y limpian? ¿Qué zaguanes
las contemplan barrer por la mañana
con las escobas de pichana? ¿Cuáles
los arcones que ordenan en domingo?
¿Qué chirigua las oye entre los sauces?
¿Dónde sueñan, o lloran? ¿Dónde ríen?
¿Bajo cuál piedra con su nombre yacen?
De repente me callo porque siento
Una voz que me nombra, y, acercarse,
Sobre un tímido andar y una mirada,
Cálido, y dulce, y nacional, el Mate...


Antonio Esteban Agüero

A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas