EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE DESDE HACE 10 AÑOS. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural, 10 años en la web. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: Octubre 2018, 57° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


Mostrando las entradas con la etiqueta Beatríz Tombeur. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Beatríz Tombeur. Mostrar todas las entradas

Llueve, Beatriz Tombeur

Beatriz Tombeur e Isabel Nieto Grando


Llueve.
Ruedan las gotas por el techo.
Silenciosas, lentas, limpian el aire y el alma.
La mañana húmeda disimula la otra lluvia...


Beatriz Tombeur

Las fiestas, Beatriz Tombeur

LAS FIESTAS

Año a año, luego de transcurridos doce meses intensos de trabajo, afanes, preocupaciones y alguna que otra alegría, los humanos –no siempre tan humanos- vociferan ¡este año pasó volando! Tema eterno en la literatura. Y si no evoquemos a Manrique: “Recuerde, avive el seso y despierte /cómo se pasa la vida tan callando….”la vida son los ríos que van a dar en la mar /que es el morir”.-
Eterno interrogante de la humanidad. Todo es finito, nada dura. No existe cofre para atrapar las horas vividas. Sólo parecen lentos los momentos de dolor, la alegría se esfuma como pompa de jabón.-
Sin embargo llegado diciembre, pretendemos ocultar errores, nubes, y de pronto ¡sentirnos felices!, como por arte de magia.
Y se mezcla todo en un aquelarre de compras, bebidas aturdimiento, salutaciones, muchas veces forzadas, que no salen del corazón. Y en ese torbellino de confusión, perdemos de vista el verdadero sentido de la Navidad, el espíritu de recogimiento que debiera permitirnos la reflexión, el propósito de cambiar lo malo por lo bueno, la intención de mejorar, para merecer lo que cada uno lleva en las alforjas del alma-
Flotan en el aire las burbujas del festejo.
El aire se azufra y fuegos coloridos tajean la noche.
Las gentes alienadas, consumen y consumen regalos y promesas vacías.
Suena música entre copas y abrazos.
Mientras tanto, un niño descalzo, sin nombre y sin pan extiende su mano famélica entre las mesas del paseo.
Un hombre andrajoso, vocea delirante, propagandas al mejor postor.-
Hombres y mujeres ríen, ríen, celebran pero no ven…
El lustrabotas, de rodillas, -siempre abajo- abrillanta la vanidad de un señor, por una moneda.-
La mujercita tiembla desorientada en la puerta del Hospital, a la espera de un colectivo que no llega, mientras teje con sus brazos nudosos y un puñado de trapos, una cuna para su hijo enfermo. Le duele la angustia.-
Pasa veloz, un gran auto que aturde las calles y el alma, con la música, que insolente se fuga por las ventanillas.-
La miseria de muchos mira con ojos de vidrio ¡tanta injusticia!
La mano izquierda vigila a la derecha negando al Amor.-
Y el Gran Carpintero talla la vara para medir el egoísmo del mundo.-



PROF. BEATRIZ TOMBEUR

Primavera pájaros y un relente de flores, Beatriz Tombeur



PRIMAVERA PAJAROS Y UN RELENTE DE FLORES

La primavera tiene la voz de los pájaros
en el jardín y un relente de flores
me acosa y me llama por la ventana verde.

Beatriz Tombeur

Estamos en invierno y sin embargo... Beatriz Tombeur



Estamos en invierno y sin embargo
canta la primavera.
Los brotes aparecen muy temprano.,
pero agosto...
romperá la magia del valle,
y con su boca de fuego
se comerá todo.
y el viento insolente llevará
las cenizas adonde duermen los muertos.

Beatriz Tombeur

Delirio, Beatriz Tombeur



DELIRIO



Cuando la noche entibia las sábanas,

Un arrebol de luna me abraza y

Llora.

Hay ausencia, mucha…

Y armada de pasado.

Todo en mi delira

Y una estrella opaca

Mira!



Beatriz Tombeur


Delirio, Beatriz Tombeur



DELIRIO

Cuando la noche entibia las sábanas,
Un arrebol de luna me abraza y
Llora.
Hay ausencia, mucha…
Y armada de pasado.
Todo en mi delira
Y una estrella opaca
Mira!

Beatriz Tombeur

Fuegos de agosto, Beatriz Tombeur



FUEGOS DE AGOSTO

Las tardes de agosto son como pardas
Que de rodillas atizan el fuego.
Llevan en la piel olor de hojas hechas cenizas.
Zumban las abejas entre los pinos.
Algún brote promete…
El viento ladino, agazapado,
En su guarida aguarda.
En las noches de luna nueva,
El fuego trepa enloquecido por las quebradas
Y lanzado a su carrera
Devora la vida.-
Ausentes las estrellas.
Iluminan las sierras
y lloran la sed del Valle
Las heridas…

BEATRIZ TOMBEUR

Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento. Más de medio siglo en poesía

A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas

José María "Chema" Forte, Madrid, España

José María "Chema" Forte, Madrid, España
Con las antologías del Encuentro Internacional de Poetas Nº 47 Y 48 y con el Libro Presagios de Gabriela Bayarri