EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


Mostrando las entradas con la etiqueta Beatríz Tombeur. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Beatríz Tombeur. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de abril de 2017

Aún es tiempo, Beatriz Tombeur



AÚN ES TIEMPO…



Huye el verano con sus soles

Que incendian el abrazo.

Alfombra el Valle el oro de la brisa.

Aún camino…!

Crujientes, las hojas

Acallan el eco de la risa.



Y el viento feroz muerde

la hoguera.¡ Y arde el amor

en su tumba de ceniza!

Aún camino…

¡ Aún es tiempo…!



Beatriz Tombeur

lunes, 27 de marzo de 2017

Amor en otoño, Beatriz Tombeur



AMOR EN OTOÑO



Era el otoño bebido

gota a gota.

Habitaba el silencio

el alma rota

por la noche,

algo de locura…

despeinaba mis horas, sola.



Y en un súbito encuentro

tibio, luminoso,

el fuego antes apagado

quemó mis manos, con

brasas escondidas.



Temblores olvidados, compartidos

y el incendio, comunión sigilosa

fue noche de luz y amanecida



Beatriz Tombeur

martes, 21 de marzo de 2017

Otoñese, Beatriz Tombeur



Otoñece en el jardín.
todo se viste de ocre y se doran
las horas.
Mas prudente y tibio
el sol se demora en la siesta
y mis montañas se aceran

Beatriz Tombeur

miércoles, 15 de marzo de 2017

Insomnio, Beatriz Tombeur



INSOMNIO





Silencio…

La oscuridad muda vela la casa, que se diría muerta,

sino fuera por la respiración acompasada del viejo reloj.-

El sueño habita la noche y viajo hacia otros mundos.-

Una brisa intrusa balancea el visillo y me despierta.-

La cama es un mar bravío, que me acecha.-

Los sentidos se confunden.

No estoy segura si dormida aún y

en la penumbra escucho el bostezo de los muebles.-

Veo que siluetas fantasmales desfilan ordenadamente.

Se aproximan hacia mí. Trato de ahuyentarlas.

Las reconozco y me rodean.-

Busco en el cofre de la memoria mi espada de sol,

para vencer ese círculo de penas, de penas negras,

que insisten en triunfar.-

Espantadas, las sombras regresan a su mundo.-.

El primer canto y el jazmín húmedo

entran por la ventana y me dicen

que estoy viva!-





Beatriz Tombeur

lunes, 20 de febrero de 2017

El enigma, Beatriz Tombeur



EL ENIGMA

El cuarto era pequeño. Mi cama estaba ubicada junto a la ventana, que se abría hacia el patio.-
Aquel espacio era mío, allí estudiaba, leía con fruición y soñaba despierta.-
Al llegar la noche, cuando el sueño me vencía, recurrentemente ,escuchaba un murmullo que me hundía en el miedo y buscaba refugio entre la almohada y las sábanas.-
Un hombre muy alto, un gran caballo de madera y una mujer totalmente canosa, que tenía una pierna enyesada hasta la rodilla, murmuraban bajo la ventana, sin que pudiera descifrar lo que decían.-
Si corría la cortina, notaba que me observaban, muy quietos y aterrada volvía a cerrar la celosía..-
Así la angustia me habitaba noche tras noche.-
Hubo veces en que el miedo, dejaba espacio a la duda, no sabía si soñaba o estaba despierta. ¡Todo era tan vívido!
Aquel grupo humano apoyado en el caballo gigante era un misterio, que no me atrevía a consultar con nadie.-
La oscuridad era cómplice de la escena; de día nunca los vi.
Siendo ya una jovencita, aquella visión nocturna se fue disipando.
Ya no me perseguía el enigma, lo llamo así, porque intenté descifrarlo hasta el cansancio.-
• Muy de tanto en tanto, reaparecía aquella imagen que atribulaba mi descanso.
• Cuando la literatura me atrapó definitivamente en mis estudios superiores, la profesora de Historia de Grecia, nos impuso la minuciosa lectura de las obras de Homero. Ya de pequeñita había leído las adaptaciones para niños de La Ilíada y La Odisea. Y mi imaginación no cesó nunca de volar y enredarme entre las figuras del escudo de Aquiles, o hacerme navegar en los mares de Odiseo y mirar la bella maldad de Circe, la diosa que lo hizo convertirse en cerdo…
• Llegada la adultez y con la interpretación madura, cierto día se hizo la luz en mi subconsciente y pude descifrar mi enigma secreto:
El caballo era el de Troya, ¡tanto me había impresionado leer a Homero y el famoso desembarco de los helenos! siendo niña; la mujer enyesada, era una vecina que me infundía pavor, porque anduvo con su pierna tiesa según yo, largo tiempo ¡Pobre mujer! Cuando la veía caminar por la vereda de mi casa, me encerraba.-
Y el hombre… ¡ah el hombre! Eso sí, que hasta hoy es un enigma…

BEATRIZ TOMBEUR

Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento. Más de medio siglo en poesía

A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas

José María "Chema" Forte, Madrid, España

José María "Chema" Forte, Madrid, España
Con las antologías del Encuentro Internacional de Poetas Nº 47 Y 48 y con el Libro Presagios de Gabriela Bayarri