EL BLOGG DEL GRUPO LITERARIO TARDES DE LA BIBLIOTECA SARMIENTO SE ACTUALIZA PERIODICAMENTE. GRACIAS POR VISITARNOS.

Sitio del Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento y su actividad cultural. Manteniendo vivo el legado Oscar Guiñazú Álvarez, para que no se pierda su obra y continúe en el tiempo.Apuntamos a la continuidad como el mejor homenaje a Don Oscar y su obra para que sea algo indeleble a través de los años.Realizamos el encuentro de poetas mas antiguo del mundo, cada año, desde 1962 en forma ininterrumpida nos encontramos en poesía y amistad en Villa Dolores, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Todos los jueves llevamos a cabo el tradicional Café Literario, un lugar de encuentro para escritores y lectores. Oscar Guiñazú Álvarez nos dejó en 1996. Y como la institución era él, a quienes quedamos nos costó mantener el fuego. Hoy el Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento trabaja intensamente por la cultura. Quienes hemos heredado aquella antorcha, tenemos el honor y el desafío de hacer que su fuego siga brillando.

Para ir agendando: 6,7 y 8 de octubre 2017, 56° Encuentro Internacional de Poetas "Oscar Guiñazú Alvarez", Traslasierra, Còrdoba, Argentina


Mostrando las entradas con la etiqueta Miguel Ortíz. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Miguel Ortíz. Mostrar todas las entradas

Carta en la cuna, Miguel Angel Ortiz



Carta en la cuna


Mañana voy a volver
a caminar al sol.
Voy a poder.
Vas a venir conmigo
para no nublarme
para no encandilarme.

Vos en mis brazos
calentando en el pecho
el sentido de todo.

-Hola día de sol!
vas a decir con mi boca.

Voy a enseñarte el árbol
con el nombre del abuelo.
Voy a hablarte de los pájaros del día,
de los vuelos de la vida.
Voy a explicarte lo que ha costado
el verde
los tomates pintando,
el canto de la albahaca.

Voy a ocultarte lo que ha costado
el verte.

Voy a hablarte.
Vas a abrazarme
con los ojos-malvones.
Y, quizá,
sonrías.

Miguel Angel Ortiz

Mario Torres coordinando el café Literario del Jueves 22 de Julio de 2010



Videopoético del Café Literario del Jueves 22 de Julio de 2010, en La Vieja Esquina, Avda San Martín y Edison, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue El Mar y coordino la velada Mario Torres ilustrando el encuentro fotografías de Leonor Bellón y dibujos de Adrián Salagre

 Mario Torres coordinando el café Literario del Jueves 22 de Julio de 2010 en La Vieja Esquina, Avda San Martín y Edison, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue El Mar 
Mario Torres leyendo El Mar de Cristina Larco
Mario Torres leyendo textos de Liliana Nardi
El puerto de Pablo Neruda por Bogos Bogossian
Victoria Colombini leyendo Monumento al mar de Vicente Huidobro
Hablo con el mar de Gabriel Celaya por Guadalupe Galán
La luna es una ausencia de Gabriel Celaya por Guadalupe Galán
Miguel Ortiz leyendo su poema Para perderse
Miguel Ortiz leyendo Manglar
Miguel Ortiz leyendo De vez en vez

Cero gris… Miguel Ortiz

Cero gris…

Abro la ventana
del poniente
y el día entra gris
con agujas a
los huesos.

Bajo la cabeza y sonrío.

Sé que el sol
hoy saldrá de la cuna.

Sueño su vida
como otro infinito.

Luego se asomará
a la ventana
del naciente
a iluminar
la calle con sus trinos.

Miguel Ortiz

Cuares Madre, Miguel Ortiz

CUARES MADRE

Qué hará mi niña soñando
en la mañana
con un mañana de amor sobre las hojas…?

Cuares madre llorando por las calles
el zarpazo letal de su lobo hijo.
Una ceniza de miércoles sin risa,
un domingo de ramos y de sangre
un jueves santo de amor atragantado.

Las Marías llorando por las calles
pidiendo sólo caminar sin miedo.
Algo le pasa a la aldea:
es cuaresma todo el año,
la pasión y la muerte
no han cesado.
El carnaval es un negocio de los otros.
Y cuelga un cuerpo de horror crucificado
un cuerpo de mujer
sangrado en el calvario
un cuerpo
mil veces ultrajado,
pero aun con sonidos de jazmines
que preguntan lo que no hemos contestado…

Algo le pasa a la aldea:
todos pedimos sangre...

Y un otoño sin paz y sin condena
que aparece, tarde, en las pantallas,
con Marías por la calle preguntando
si esta cuaresma crucifican a la madre
del criminal que espera ahí callado.
La cuaresma rendida por las calles
con las Marías, de noche, preguntando.
Pidiendo “Ni una menos”.
Preguntando.

Qué hará mi niña soñando
en la mañana,
con un mañana de amor si entre las hojas,
está su lobo tan cerca y tan callado?


Miguel Angel Ortiz

Islas que duelen, Miguel Angel Ortiz

ISLAS QUE DUELEN

Y es que me duele el sur
acá en las islas.
como un despojo injusto de la pena,
como bandera que quedó flameando
en las palabras, en los corazones,
pero no en el surco de la patria,
con el viento azul del mar
que defendimos.
Y es que me duele abril
acá en las islas
como mentira mentida en los hermanos,
porque hubo un sol en aquel
cielo nublado:
el de nuestra bandera iluminando.
Y es que duele la noche
acá en las islas,
esa noche, nube negra,
que lleva años.
Y la sangre adolescente despreciada,
y el grito necio del traidor
que vende el alma
sobre las cruces heladas
de tan solas.
Y es que me duele el frío
acá en las islas,
este pan que tenemos y no,
que perdimos y no,
que merecemos.
Si todas las provincias son Malvinas,
si todos los hermanos son soldados,
ya no habrá Soledad
que quede sola
en el mapa que vivimos abrazando.
Y es que duele la mentira
en el costado,
y estos chicos sin sol
y sin recuerdo,
estos soldados de la Patria Grande
de efemérides enfermos,
ninguneados.
A dónde vamos si no los merecemos?
A más dolor en el sur
y en cada viento.


Miguel Angel Ortiz

Vos te robabas mi amor, Miguel Ángel Ortiz

Vos te robabas mi amor
por las mañanas
Entre las manos lo amabas,
Lo hacías reír
y lo apretabas contra la montaña.
Lo tomabas con tu boca y lo alentabas.
Con los primeros azahares de setiembre
lo nombrabas
Amor
decías con tu boca
Y él dejaba de ser una palabra
para hacerse animal
sobre tus piernas.
Las retamas hacían antes
un amarillo bueno,
y los naranjos cantaban lentamente
sus azahares
sin amargura en sus soles,
sin culpas por sus manos.
De mañana
vos me ponías contra el azul
de las sierras
Me nombrabas, me olías, me pisabas,
Me odiabas, me mordías, me rezabas…
Me nacías,
me dabas la teta,
me dabas las tetas.
Yo me moría soñando con la vida.
Hasta que un día me fui
y no me llamaste.
Y nombraste a mi amor
como a un desastre.
El aún espera hacerse bestia
por tus piernas.
Las sierras siguen ahí.
Azules como el día.


Miguel Ángel Ortiz

Una bandera tejida, Miguel Ángel Ortiz


UNA BANDERA TEJIDA

Cómo podría tejer una bandera
una mujer que no fuera la patria?
Yo imagino las manos en la danza
prestidigitadora de los hilos,
Pero imagino antes las resinas tiñendo
los vellones necesarios,
que buscaban un color como del cielo
que fundara un país desde el Rosario.
Cómo habrán sido esas manos de hembra fértil
como la tierra preñada de las pampas,
o como el surco seminal de aquellos ríos
que aun cruzan el país como milagros,
y que sembraban la mies y la esperanza
en los de siempre y los recién llegados.
Entonces todo estaba por hacerse,
con la vida o con la muerte, con las manos.
Hacía falta una bandera
para saber quiénes somos cuando somos.
Así, plural, no con un yo, sino con un nosotros.
una bandera que grite quiénes somos,
para no herir al hermano en la batalla,
porque mi sangre mana de su herida
Y no lo supe, por culpa de un canalla.
Una bandera azul celeste, y blanca,
para gritar libertad lanzando espuma
del alma animal de los caballos,
del corazón en la furia del patriota,
del alma comunal de los humanos!
Cómo habrán sido los ojos de Belgrano
al ver la bandera libertaria,
qué le habrán dicho a la dueña de las manos
que tejieron los colores de la Patria?
No lo sabemos, la historia no lo dice,
Pero hoy tenemos los colores del hermano,
ese que no reconocemos en la lucha,
porque nos confundieron los villanos,
porque vuelven los chocos miserables
con esos falsos colores que alquilamos.
Por eso necesito una bandera
tejida punto a punto, mano a mano,
sintiendo cada instante de la patria
en el pulso maestro de las manos.
Una bandera tejida que nos una
y que funde los sudores y los años.
Para que nos enseñe que es de a poco…
La Patria verdadera es con las manos!
La tierra de los padres,
la fraterna casa grande es hecha a mano.
Esa que no es mejor ni peor,
pero es la nuestra,
aquella que hemos hecho con abrazos.
Hoy sigue haciendo falta una bandera
Porque a veces no sabemos quiénes somos,
y herimos al hermano en la batalla,
y es nuestra sangre la que entonces mana.
Una bandera que nos de paz mañana
-con aroma a raíces de los padres
porque la tierra de ellos es la casa-
Una bandera tejida con las manos
de esa mujer que se llamaba Patria.


Miguel Ángel Ortiz

Si es que llueve... Miguel Angel Ortiz

SI ES QUE LLUEVE...

Voy a quitarme tu perfume
alguno de estos siglos
si es que llueve.
Sucede que el valle está
poblado de tu piel
cantando en el pecado.
Sucede que se deja
ver la vida
cuando tu aroma a Dios
me aparece febril desde el pulover.
Entonces sucede que no puedo
seguir a mi bandera en la batalla,
ni trabajar, ni oírme
ni matarme….
Si debo elegir algún perfume
elijo el tuyo,
Pues se me viene apareciendo
por el sueño
o con la luz animal
de la mañana.
Que me perdonen
la albahaca y el tomillo,
el jazmín
y el azahar tan insolente
Pero el aroma a sol
de tus breteles
quedó pegado en mi pecho
y en mi mente.
Sólo le falta
aliviarme los pies,
las soledades.
Tu perfume
es setiembre
que estremece.


Miguel Angel Ortiz

Una bandera tejida, Miguel Ortiz

UNA BANDERA TEJIDA

Cómo podría tejer una bandera
una mujer que no fuera la patria?
Yo imagino las manos en la danza
prestidigitadora de los hilos,
Pero imagino antes las resinas
tiñendo los vellones necesarios,
que buscaban un color como del cielo
que fundara un país desde el Rosario.
Cómo habrán sido esas manos de hembra fértil
como la tierra preñada de las pampas,
o como el surco seminal de aquellos ríos
que aun cruzan el país como milagros,
y que sembraban la mies y la esperanza
en los de siempre y los recién llegados.

Entonces todo estaba por hacerse,
con la vida o con la muerte, con las manos.

Hacía falta una bandera
para saber quiénes somos cuando somos.
Así, plural, no con un yo, sino con un nosotros.
una bandera que grite quiénes somos,
para no herir al hermano en la batalla,
porque mi sangre mana de su herida
Y no lo supe, por culpa de un canalla.

Una bandera azul celeste, y blanca,
para gritar libertad lanzando espuma
del alma animal de los caballos,
del corazón en la furia del patriota,
del alma comunal de los humanos!

Cómo habrán sido los ojos de Belgrano
al ver la bandera libertaria,
qué le habrán dicho a la dueña de las manos
que tejieron los colores de la Patria?
No lo sabemos, la historia no lo dice,
Pero hoy tenemos los colores del hermano,
ese que no reconocemos en la lucha,
porque nos confundieron los villanos,
porque vuelven los chocos miserables
con esos falsos colores que alquilamos.
Por eso necesito una bandera
tejida punto a punto, mano a mano,
sintiendo cada instante de la patria
en el pulso maestro de las manos.
Una bandera tejida que nos una
y que funde los sudores y los años.

Para que nos enseñe que es de a poco…
La Patria verdadera es con las manos!
La tierra de los padres,
la fraterna casa grande es hecha a mano.
Esa que no es mejor ni peor,
pero es la nuestra,
aquella que hemos hecho con abrazos.

Hoy sigue haciendo falta una bandera
Porque a veces no sabemos quiénes somos,
y herimos al hermano en la batalla,
y es nuestra sangre la que entonces mana.
Una bandera que nos de paz mañana
-con aroma a raíces de los padres
porque la tierra de ellos es la casa-

Una bandera tejida con las manos

de esa mujer que se llamaba Patria.

Miguel Ortiz

La hamaca, Miguel Angel Ortiz


La hamaca

Ahora que vuelas
con el viento en la risa
y te empujo hacia el valle
y te despeina la brisa,
siento que más que nunca
se me acortan las tardes
Y de tanto amarte tanto
te me vas más de prisa.

Ahora que vuelas
que te alcanza una hamaca,
indecisa y ligera,
ahora vas pero vuelves,
y vuelves mientras cantas...

Pero no lo decides,
simplemente cantas.

Y la vida vaivén
que te trae con risas…
Las cadenas no aprietan
sólo te dan más brisa.
Sueño tu vida así:
volviendo mientras cantas.

Miguel Angel Ortiz

(De la serie Juegos de Luana)

Lisandro, Miguel Ortíz

LISANDRO

Atrapa el sol
con una mano
que ya hace sombra
Atrapa el mundo
con una risa
que hace luz
Atrapa el corazón
con unos ojos
que te encienden...


Miguel Ortiz 

Homenaje a Horacio Goslino (video del 3/06//2010)

Al cumplirse 6 años de su fallecimiento (26 de mayo de 2010) recordamos al poeta y Gestor Cultural de Bahía Blanca, Horacio Goslino
Videopoético del Café Literario del Jueves 3 de Junio de 2010, en La Vieja Esquina, Avda San Martín y Edison, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue el homenaje poético a Horacio Goslino y coordino la conmemoración José Luis Colombini.

José Luis Colombini lee Llamarte de Raúl Pignolino (dedicado a Horacio Goslino)
Gabriela Bayarri lee I de Horacio Goslino
Adrián Salagre leyendo II de Horacio Goslino
Jose Luis Colombini lee Estación Terminal I de Horacio Goslino
Laura Ligorria lee Hombre de Raúl Pignolino
Laura López Morales leyendo XII de Horacio Goslino
Susana Miranda leyendo Destierro Urbano de Horacio Goslino
Rafael Horacio López leyendo Eh consultado el oráculo de Horacio Goslino
Jose Luis Colombini lee Vienen por más de Horacio Goslino
Teresa Gómez Atala rememora a Horacio Goslino lee el poema De Mis manos de Horacio Goslino y Alto Azul de Oscar Guiñazú Alvarez
Osvaldo Guevara recordando a Horacio Goslino y leyendo En la luz de Horacio Goslino
Miguel Angel Ortiz habla de Horacio Goslino
Felipe Angellotti evoca a Horacio Goslino y su labor y gestión cultural y lee Cabalgo sobre sombras poema de su autoría.
Omar Yubia sobre Horacio Goslino
Laura López Morales recuerda a Horacio Goslino y lee Motivos del fuego y de la espera
Rafael Horacio López evocando la presencia de Horacio Goslino en los Encuentros de poetas y leyendo Paráfrasis de la invocación
Gabriela Bayarri leyendo La noche se a cubierto de nubes dedicado a Horacio Goslino
Miguel Ortiz evoca a Horacio Goslino y lee Despedida de Horacio Goslino
Imágenes de una noche de poesía


Café Literario Tema La Patria, Jueves 21 de Mayo de 2009

Videopoético del Café Literario del Jueves 21 de Mayo de 2009, en Big Pancho, Sarmiento 269, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue LA PATRIA y coordino la velada y el debate Beatriz Tombeur.
Beatriz Tombeur presentando la noche
Anna María Lauricella lee su poema es de Patria
Carmen Iris de Leon , Un mar de pastizales
José Luis Colombini lee a Horacio Goslino. Casi réquiem en celeste y blanco y Vienen por más
Gabriela Bayarri leyendo: Digo el llamado de Antonio Esteban Agüero
Omar Yubia: La Patria
Susana Miranda leyendo Padre de Elvio Romero

Miguel Ortiz leyendo Buscá la Patria

Busca La Patria, Miguel Ortiz


Miguel Ortiz Leyendo su poema Busca La Patria
 Videopoético del Café Literario del Jueves 21 de Mayo de 2009, en Big Pancho, Sarmiento 269, Villa Dolores, Capital de la Poesía, Traslasierra, Córdoba, Argentina. Cuyo tema fue LA PATRIA y coordino la velada y el debate Beatriz Tombeur. Ilustrando el encuentro fotografías de Leonor Bellón.


BUSCÁ A LA PATRIA

Libre la plaza volaba sus pañuelos
y los paraguas paraban despotismo.
El cabildo cabildeaba su premura
por las libres provincias de aquel río.
Era de plata aquel río, era de plata,
y de oro el corazón del pueblo mío,
que quería saber y no sabía
que la respuesta tardaría siglos.

Nublado era aquel cielo revoltoso,
revolución fue el grito de los libros,
y empanaditas calientes en el patio
de la escuela con sol, y ahí en tu libro
aquel cabildo tan abierto por ser libre,
y la llovizna humedeciendo ese latido.
Llovía en tu cuaderno, y en los años
las canciones fueron otras, y los ríos...

Tantos feriados y ninguna fiesta
para sacar del corazón el grito...

Vuelven tus ojos a la plaza vieja,
y están las viejas con foto y pañuelitos,
que no vuelan, pero ciñen la memoria,
rodeadas de palomas (que son hijos).
Los paraguas hoy sólo paran agua,
el río se enturbió de tanto olvido,
tu escarapela ya no ríe en mayo
tu guardapolvo no vibra con el himno.
No quiere el pueblo saber, porque ya sabe
que la respuesta ha demorado ríos...

Tantos feriados y ninguna fiesta
para sacar del corazón el grito...

Buscá la Patria en el cuaderno, el portafolio...
¡En algún miedo se quedó aquel grito!
Buscala acá en la plaza o en el surco,
en la casa de tus viejos, en tu hijo,
buscala porque es tarde y no hay respuesta,
y están los chocos mordiendo sus tobillos.

Buscá a tu Patria, si querés ser grande,
¡En algún lado se quedó aquel grito...!



Miguel Angel Ortiz

Asado de falda, Miguel Ortiz

ASADO DE FALDA

Subió a hacer una loza
y ya que estaba
se quedó en el cielo.
Cansado del cansancio
de los días
del abismo del sueldo,
del sudor mal pago,
de subir al hombro
la cruz
por la escalera
levantando paredes
no soñadas,
Se trepó al cielo
con un asado de falda
después de haber construido
el universo.
Una cajita infeliz le engañó el paso
y sangró crucificado entre los hierros.
Silencio.
El laburante vive y muere
en el silencio.
Su corazón de grafa
no late en el andamio.
La vida es dura
como el cortafierro.
No hubo discursos
ni bandera heroica,
sólo un informe
en el frío noticiero.
El albañil se muere
en el silencio.


Miguel A. Ortiz

Miguel Angel Ortiz lee sus poemas Otras Alas, Ahora que vuelas, Mi hijo mayor pasa con el menor, el Prólogo de su Libro El Santo de los pobres y su poema Barrio.



Miguel Angel Ortiz lee sus poemas Otras Alas, Ahora que vuelas, Mi hijo mayor pasa con el menor, el Prólogo de su Libro El Santo de los pobres y su poema Barrio.
Video del 6° Encuentro de Poetas en el Ara con el lema “Vuela, Poesía, y que tu cielo sea el vuelo del poeta y su palabra”.
Domingo 20 de marzo de 2016 OJO DE AGUA (NONO) TRASLASIERRA, CÓRDOBA.
Organiza Grupo "Amigos del Ara de la Poesía"
Coordina Carlos Tapia

Abril 21, Miguel Ortiz

ABRIL 21

Incrustación de nácar
en la sierra piel de paraíso.
Ciudad que mama del suelo,
pueblo que vive del cielo,
de un pezón tierno de sauces.
Villa Dolores,
Te nombra el aire
como un rezo de sirvienta,
te duele el día cuando albergas
dolores en la villa,
te viene el alba como beso de montaña,
te incendia el mediodía,
te sueña la siesta,
te perdona la tarde,
te avergüenza el ocaso,
te sonríe la noche
y te condena,
y volvés a amanecer
como una herida
o un labio de muchacha.
Tu gente sufre
Tu gente sonríe.
Los traidores te besan,
los ladrones te invocan
y te cuidan de ser los criminales.
Y aun es tu corazón maduro y pisoteado
un almácigo de flores y mentiras.
Viene tu pelo incendiándose el verano,
llora el otoño abril sepiado
por tus brazos,
que tiritan en julio
con mejillas de olor a mandarinas
o a naranjas amargas de tu centro.
Y en primavera nos saciamos de sol
los que andamos por ahí,
de pecho frágil,
y le cantamos en abril
a tu blandura
o a tu dureza de surco y sol sudado.
Villa Dolores,
con dolos y sin lores,
nombre que duele o analgesia el viento,
o que late porque sí,
o que se disfruta,
nombre que espera la paz de los sudores
y que esperando puede morirse lentamente.
Villa Dolores
¿Qué hacemos con el siglo?


Miguel Angel Ortiz

Mariana, Miguel Ortiz


                                   A Marianita Ines

Mariana
Tu nombre empezaba con Mar,
y era inmenso tu misterio.
Sólo tu risa nos distraía
de tanto mar,
de tanto no explicarnos,
de tanto no encontrar respuestas
de esas que no andan en los
Preguntados…
Me dicen que ya está
que no pudiste
que dijiste hasta acá llego,
que te quedaste sin mar
Y que te fuiste…
No es que hayamos aprendido a vivir,
Pero había que dejar la infancia…
Pero dan ganas
De sacudirte de nuevo
Porque duele….
Mariana
Tu nombre ya no empieza
Ya tu dolor no duele

Miguel Ortiz


Video del 6° Encuentro de Poetas en el Ara con el lema “Vuela, Poesía, y que tu cielo sea el vuelo del poeta y su palabra”. 20/3/16



Video del 6° Encuentro de Poetas en el Ara con el lema “Vuela, Poesía, y que tu cielo sea el vuelo del poeta y su palabra”.
Domingo 20 de marzo de 2016 OJO DE AGUA (NONO) TRASLASIERRA, CÓRDOBA.
Organiza Grupo "Amigos del Ara de la Poesía"
Coordina Carlos Tapia.
Camino al Ara y el Ara de la poesía, imágenes del camino a este paradisiaco lugar para ensoñar poesía.
Acerca de vuelos:
Palabras de apertura a cargo de José Luis Colombini (Poeta asistente)
Palabras de Santos Benetti por Beatriz Tombeur (Poetiza asistente)
Palabras de Bienvenida a cargo del organizador Carlos Tapia
Palabras de Tito Roberto Batan (Fabricante de bombos)
Soledad Gallardo leyendo poemas de Teresa Sánchez
Imágenes de la lectura
Hugo Herrero (poeta asistente de Villa Dolores) leyendo Pájaros serranos
Homenaje a Dolly Uez maestra rural y a todas las docentes que hacen patria
Palabras de Dolly Uez
Lectura de poema “Esas primeras letras” de Carlos Tapia
Imágenes del encuentro
Lecturas:
Tito Roberto Batan se pliega al Homenaje a los docentes recitando a Héctor Gagliardi
Daniel Pedernera
Máximo González
Soledad Gallardo 
Juan Pablo Carrizo lee su cuento el vuelo de Valentina
Beatriz Tombeur ( Leyendo El combate de Villa Dolores)
Raúl Montalvetti (espectáculo poético musical)
Máximo Gonzalez
Juan Carlos Chavez Murua
Miguel Angel Ortiz lee sus poemas Otras Alas, Ahora que vuelas, Mi hijo mayor pasa con el menor, el Prólogo de su Libro El Santo de los pobres y su poema Barrio
Palabras de Javier Castellano secretario de cultura de la municipalidad de Nono

José Villa Segura

Grupo Literario Tardes de la Biblioteca Sarmiento. Más de medio siglo en poesía

A RAÍZ DE NUMEROSAS CONSULTAS QUEREMOS EXPLICAR QUE TODOS LOS POST QUE FUERON SUBIDOS AL BLOG ESTÁN DISPONIBLES A PESAR DE QUE NO SE MUESTREN O SE ENCUENTREN EN LA PAGINA PRINCIPAL. PARA BUSCARLOS PUEDEN HACERLO POR INTERMEDIO DE LA SECCIÓN ARCHIVO DEL BLOG AHI LOS ENCUENTRAN POR AÑO Y MESES RESPECTIVAMENTE. “ETIQUETAS” O "CATEGORÍAS DE TEXTOS PUBLICADOS", O BAJANDO POR LA PAGINA HASTA LLEGAR AL ÚLTIMO TEXTO QUE SE VE Y DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS DAR CLICK AHÍ SUCESIVAMENTE Y SE CARGARAN TODAS LAS ENTRADAS HACIA ABAJO HASTA LLEGAR AL PRIMER ARCHIVO SUBIDO.

Dejaron sus huellas

José María "Chema" Forte, Madrid, España

José María "Chema" Forte, Madrid, España
Con las antologías del Encuentro Internacional de Poetas Nº 47 Y 48 y con el Libro Presagios de Gabriela Bayarri